1.- ¿Está recomendada la ingesta del caldo que queda después de cocer o hervir las verduras en el agua (alcachofas, judías verdes, acelgas, brócoli, coliflor o repollo, entre otras?

Su consumo puede ser interesante ya que en esa agua se encuentras algunos minerales, vitaminas, fitonutrientes que como consecuencia de la cocción pasan al agua. Pero…¡ojo! también depende de donde procede el producto, del lavado previo porque en ese mismo agua de cocción pueden acumularse también sustancias poco interesantes y perjudiciales ( pesticidadas, fertilizantes) que al lavar con agua pero también al cocinar se consiguen ir eliminando y que por tanto pueden pasar a ese caldo.

2.- ¿Posee propiedades nutricionales beneficiosas para quien las consume?

Permite por ejemplo incrementar la ingesta algunos minerales, vitaminas, antioxidantes además de aumentar el volumen de ingesta ( y por tanto saciarse más) sin incrementar apenas las kilocalorías pero…siempre que consigamos evitar una presencia significativa de esas posibles sustancias no recomendables.

3.- ¿En qué casos (edades, patologías, etc) no estaría recomendado el consumo de este tipo de caldos? Y, por el contrario, qué consumos serían beneficiosos y en qué patologías?

Tras las advertencias anteriores, suponiendo que hablamos de un producto de procedencia confiable y muy bien lavado…podría ser interesante​ ( lo cual no quiere decir necesario o importante) ​ su consumo en patologías como hipertensión, obesidad, diabetes tipo 2 ( al no afectar a los niveles de glucosa) y podría estar contraindicado en ciertas patologías como algunos estadíos de enfermedad renal crónica.

4.- ¿Cómo se aconseja hervir o cocer las verduras para que el caldo resultante mantenga todas las propiedades?.

Dado que estos caldos no tienen cualidades mágicas ( es decir pueden ser interesantes pero no son la panacea) y lo prioritario es el consumo de su alimento de origen (comerse las verduras)…no debemos pensar demasiado en cómo cocinarlas pensando en el caldo sino más bien pensando en las propias verduras.

5.- En niños o jóvenes, ¿estaría recomendado?

En realidad su consumo no es necesario, ni supone grandes beneficios para la salud…Si realmente hablamos de un caldo procedente de verduras de origen confiable y muy bien lavadas pues puede ser interesante, pero depende porque por ejemplo no es recomendable consumir el agua de cocción de acelgas, espinacas por su posible contenido en nitratos que pueden ser peligrosos para el organismo, especialmente de niños, de uno a tres años, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Posts relacionados


No related posts!

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!