En primavera y verano es muy frecuente preparar barbacoas. Esta técnica de cocina utiliza poca cantidad de aceite, por lo que existe la idea generalizada de que se puede comer casi libremente al considerar que los alimentos van a tener muy pocas kilocalorías. Sin embargo esto es engañoso porque, aunque es cierto que se cocina con poco aceite, también es cierto que se utilizan criollos, piezas grasas de carne, etc., que aun no echándoles aceite tienen demasiada grasa y demasiada grasa saturada.

barbacoas-saludablesExisten opciones de barbacoas más saludables en las que podemos dar más protagonismo al pescado (sardinas, bonito, rape…) o incluso pescado azul, que nos aporta ácidos grasos omega 3. Los mariscos, moluscos y cefalópodos (gambas, langostinos, cigalas, almejas, pulpo, calamares…), las verduras y hortalizas (berenjena, calabacín, espárragos trigueros, setas, pimientos, champiñones…), carnes bajas en grasa (como el solomillo de ternera o cerdo, pollo, pavo, conejo, etc.) e incluso frutas (aunque parezca mentira unas tiras de mango o unas rodajas de piña a la parrilla quedan deliciosos) son algunas opciones mucho más saludables. Por tanto, desde el punto de vista de control de peso y desde el punto de vista cardiovascular, una barbacoa con un poco de pescado, algo de mariscos, algunas carnes bajas en grasa y abundantes hortalizas es una buena opción.

barbacoas-quemadaTambién existen otros factores a tener en cuenta como la preparación de la comida. Durante la elaboración de los alimentos a la barbacoa pueden formarse ciertos compuestos químicos que no son buenos para la salud porque tienen un efecto carcinogénico. Como resultado de la reacción entre componentes presentes en la carne (aminoácidos, creatina, azúcares…) se forman las llamadas aminas aromáticas heterocíclicas. Además, a partir de la combustión de la madera o del carbón vegetal y de la propia grasa de la carne que gotea contra el combustible se forma un humo cargado de hidrocarburos aromáticos policíclicos.

Sin embargo, no pasa nada por disfrutar de barbacoas, aunque es recomendable no pasarse (es decir, no realizarlas con una gran frecuencia). Además, es importante no dejar los alimentos se pasen mucho (es decir, presentarlos requemados con una costra marrón-negra). Podemos utilizar también algunos trucos como envolver los alimentos en papel de aluminio, dar vueltas a la carne cada poco para evitar que esté en contacto directo con el fuego… Pero sea como fuere,  no es bueno abusar de las barbacoas, aunque obviamente no están prohibidas y pueden ser una opción cardiosaludable y ligera.

Posts relacionados


las hormonas en el peso

Cómo influyen las hormonas en el peso

Las hormonas influyen en el peso corporal y en el apetito. En mujeres durante el ciclo menstrual hay alteraciones que pueden provocan variaciones en la ingesta, en el peso corporal ( sobre todo a expensas del agua extracelular)….pero en los hombres las hormonas también influyen. Aunque los atracones de comida entre los hombres se asocian […]

02.04.2018
nutrición

Entrevista para «Lecturas» sobre Nutrición y flacidez

Al llegar a los 40 la piel empieza a perder tono y luminosidad. Esto sucede porque las células de la piel que fabrican colágeno y elastina, encargadas de su firmeza, disminuyen. En algunas zonas además se nota más porque a este deterioro se suma una pérdida de masa muscular y un incremento de la grasa […]

20.03.2018

Entrevista para ‘Lecturas’ sobre dulces

¿Por qué nos enganchan tanto los dulces?   En las personas adictas a ciertos alimentos, como los dulces, se produce una activación en distintas regiones del cerebro similares a las de los adictos a drogas como la cocaína. Sin entrar en aspectos psicológicos que quedan totalmente fuera del campo de la Nutrición, existen estudios que […]

28.11.2017

Comentarios


Pero las frutas y verduras no se supone que al cocinarlas mediante ese método perderían gran parte de sus vitaminas?

Francisco

Un parte importanta sí pero conserva la fibra y una parte de los polifenoles

Dr. Ramón de Cangas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!