refrescos

Está claro que en el mercado disponemos de multitud de refrescos con un aporte calórico prácticamente cero que nos permiten hidratarnos y disfrutar de multitud de sabores. Los refrescos gasificados son quizás los reyes del sector y existen muchas bebidas gasificadas con muy pocas kilocalorías (cola light, refrescos con gas de naranja y limón pero sin azúcar, tónica light, gaseosa…). Pero tanta disponibilidad y tanta oferta y tantos sabores pueden acabar haciendo que nuestra ingesta de líquidos sea en forma de este tipo de bebidas y nos “olvidemos” del agua.

Obviamente no pasa nada por beber estos refrescos, podemos tomarlos tranquilamente y disfrutar de ellos, sin embargo no hay que olvidar que la fuente principal de líquidos debe ser el agua y que no podemos sustituir toda su ingesta por estas alternativas. Y es que efectivamente, puede ocurrir que ciertas personas no ingieran agua y sus 2 litros o 2,5 litros de líquidos ingeridos diariamente sean tomados en base a estos productos. En ese caso nos alejaríamos de las recomendaciones. La mayor parte de nuestra hidratación debe proceder del agua y los refrescos son un complemento.

Un caso puntual no permite concluir nada ya que cada persona es un mundo, pueden influir otros factores etc…pero a veces sirve de ejemplo para “abrir” los ojos y entender que en nutrición debe primar el sentido común y que (en este caso) el agua debe ser el líquido mayoritario ingerido por nosotros.

En un artículo recientemente publicado, se describe el caso de un hombre de 35 años de edad que acudió a urgencias (donde ingresó) con síntomas de gran debilidad en las extremidades, que comenzaron de forma súbitamente esa misma mañana.

Al realizarle un examen físico se vio que padecía una debilidad muscular generalizada. Así mismo los datos de laboratorio mostraron hipokalemia, y elevación de la creatinina fosfoquinasa y de las transaminasas séricas.

No se pudo encontrar ninguna causa traumática, metabólica, farmacológica etc… que explicara por que había llegado a este punto de hipopotasemia y rabdomiólisis. Sin embargo se puedo obtener la información de que desde los 15 años había estado consumiendo 2,5 litros de bebida gaseosa (más de 20 años tomando 2,5 litros al día) y a esto achacaron (los médicos) sus síntomas. De hecho el paciente fue curado por el reemplazo de electrolitos y evitando beber refrescos.

De un paciente sólo, no se puede llegar a conclusiones firmes, pero si algo podemos sacar en claro es que en nutrición sentido común y que todo se puede tomar pero en su justa medida. Lo lógico es que el agua sea nuestra fuente principal y habitual de líquido y que los refrescos los incluyamos para disfrutar pero no como la base de la hidratación.

Sagun G, Ozata M, Mesci B, Ozcoban F, Oguz A. Symptomatic hypokalaemia and rhabdomyolysis due to excessive and long-term soft drink consumption: a case report. Acta Clin Belg. 2012 May-Jun;67(3):217-8.

 Os dejo un artículo de mi blog en el que doy mi opinión sobre los refrescos: Los refrescos, a debate.

Si deseas seguir al corriente sobre temas de salud, nutrición y alimentación te animo a estar en contacto a través de mis redes sociales. Estoy en Instagram, Twitter, Facebook y Youtube.

Posts relacionados


La degeneración macular asociada a la edad y la nutrición

La causa más habitual de pérdida visual y de ceguera en personas mayores es la degeneración macular asociada a la edad que provoca un deterioro de la mácula de la retina. Factores de riesgo importante son el estrés oxidativo provocado por la luz solar ( radiación ultravioleta) , el tabaco así como una dieta rica […]

07.07.2021
desayuno

Entrevista para El País. Ramón De Cangas

La situación es la siguiente: alguien adulto, preocupado por su alimentación, que come sano, se cuida y no le suelen gustar los ultraprocesados, sigue encontrando mucho placer cuando come su golosina preferida de crío, la pizza cutre que comía los viernes en familia o una incluso la hamburguesa de McDonald que devoraba en su adolescencia. […]

21.07.2020

Entrevista sobre los «platos de cuchara»

1/ ¿ Qué piensa de los platos de cuchara en general y, por supuesto, cuál es su favorito?. Los platos tradicionales de cuchara son un patrimonio cultural gastronómico que se debe de mantener. Aunque a veces hayan sido denostados son muy preferibles a la multitud de alimentos procesados y ultraprocesados que son actualmente habituales en […]

08.01.2019

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo-Asturias
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés-Asturias
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón-Asturias
C/ Dr. Esquerdo, 105, 28007 -Madrid
C/ Londres, 28, Tercera planta -Barcelona
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!