bacterias

Hace unos 3 años  (más o menos) se descubrió que existe una microbiota cerebral (sí, suena raro pero hay bacterias en el cerebro). Fue un descubrimiento (como muchos en la ciencia) casual mientras se trabajaba con un primate en un experimento relacionado con el sida.

Luego se observó que en el ser humano también existía esa microbiota cerebral. Actualmente se sabe que se encuentra en el hombre y en primates pero no en otros mamíferos (y esto abre las puertas a alguna hipótesis según la cual este hecho pudo tener algo que ver en la evolución).

 

¿Cómo es posible que lleguen bacterias al cerebro y lo colonicen?

Lo cierto es que parece que proceden de la microbiota intestinal (las bacterias que están alojadas en intestino). Los macrofagos (no hay que olvidar la intensa relación del intestino con el sistema inmune) las transportan desde intestino por la circulación hasta el propio cerebro. Las bacterias presentes en el cerebro no son neutras, de alguna forma interaccionan con las neuronas (estudios invitro sugieren que favorecen la creación de redes neuronales) y de hecho se sugiere que ciertas enfermedades relacionadas con el cerebro (depresión y otras) pueden estar relacionadas con alteraciones en la microbiota cerebral (de hecho las personas enfermas tienen una “flora bacteriana cerebral” diferente).

 

 

Claro que las bacterias que colonizan el cerebro vienen del intestino y por ello van a depender de la microbiota intestinal la cual a su vez se relaciona (su alteración) con diversas enfermedades como enfermsdades autoinmunes o Parkinson (por citar dos ejemplos).

Los enfermos de Parkinson manifiestan estreñimiento años antes de padecer la enfermedad y tienen su microbiota intestinal alterada.

Así mismo la microbiota puede modular los niveles de serotonina la cual tiene muchísimas funciones. Y todo esto se complica mucho más cuando valoramos el hecho de que el intestino humano hay tantas neuronas como en el cerebro de un gato y varias veces más de células nerviosas y además se comunican (en sentido bidireccional) con el encéfalo cerebral.

 

LA EVOLUCIÓN DEL CEREBRO DEL HOMBRE

Sea como fuere y volviendo al tema original (la microbiota del cerebro) se puede proponer y aventurar una sugerente hipótesis y es el hecho de que la exposición del hombre a los alimentos fermentados que llevaban bacterias vivas pudo modificar y favorecer el aumento de la microbiota intestinal y jugar un papel protagonista en el desarrollo cerebral ( y se ha propuesto un solapamiento temporal entre ambos hechos). En este sentido en un estudio publicado en la revista científica “Clinical Endoscopy” se habla de que un gen (concretamente el RUNX2) que tiene importancia en la evolución del cerebro del hombre puede ser modulado por probióticos. Otro golpe más (si se confirma) a la paleodieta en sus versiones más extremas.

Algunos autores ya utilizan el término de psicobióticos (probióticos que al ser ingeridos pueden provocar mejoras en enfermedades psiquiátricas).

En cualquier caso lo que sí está claro es que con la alimentación podemos modificar en positivo nuestra microbiota intestinal (y ojo porque se ha visto que no solamente tenemos bacterias sino también hongos, levaduras y virus que pueden influir en nuestra salud) y de esta forma obtener una serie de beneficios en nuestro organismo y disminuir el riesgo de ciertas enfermedades.

 

 

A su vez una microbiota intestinal adecuada puede favorecer una microbiota cerebral adecuada y por tanto obtener beneficios extra. Sin olvidar la estrecha relación y comunicación entre cerebro e intestino.

Queda mucho por investigar y es un campo prometedor.

Posts relacionados


Todo lo que siempre quisiste saber sobre alimentación y menopausia

Los cambios hormonales, como la menopausia, provocan efectos y pueden influir en una reducción de la masa muscular (se reduce el metabolismo basal y es más fácil ganar grasa corporal), incremento de la grasa corporal total, en una mayor acumulación en la zona abdominal (y por tanto más riesgo cardiovascular y metabólico) así como en […]

18.10.2017
Dr. Ramón de Cangas
leche

La leche: una muy sana y rica elección

El consumo de productos lácteos tiene lugar en la historia de la humanidad desde el momento de la aparición de la ganadería. Cuando el hombre abandonó la estrategia de recolectar y cazar empezó a dedicarse a la agricultura pero también a criar ganado. De sentido común es pensar que criar ganado llevó a descubrir el […]

16.10.2017
Dr. Ramón de Cangas
cerebro

Entrevista para ‘El País’: alimentar al cerebro

¿Realmente influye la alimentación en un cerebro saludable?   La alimentación influye en el desarrollo y en el mantenimiento de todos los tejidos corporales, incluido el cerebro. Desde el punto de vista del desarrollo del cerebro hay diversos nutrientes muy importantes y parece que ciertos ácidos grasos cobran especial relevancia. Nutrición del cerebro antes de […]

10.10.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Estimado Doctor,
Soy Microbióloga y conozco la relación estrecha entre la microbiota intestinal y el cerebro. Sin embargo, me gustaría tener la publicación o la referencia del trabajo donde se publica la existencia de bacterias en el cerebro, puesto que es un hecho que me resulta extremadamente sorprendente.
Muchas gracias.
Saludos cordiales

M. García-Suárez
Dr. Ramón de Cangas

Hola, envíeme por favor una dirección de correo electrónica. Gracias

Dr. Ramón de Cangas

margarciasuarez@yahoo.es
Si no te parece mal, no lo hagas público.
Muchas gracias.
Mar

M. García-Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!