Aunque no estoy entre ellos, existen partidarios de una nutrición sin patrocinios, una nutrición y dietética sin patrocinadores privados. Es decir, una dietética sin ningún tipo de apoyo de la industria alimentaria etc… sin apoyo de la industria alimentaria en congresos, mensajes, publicaciones, proyectos, campañas, educación nutricional, investigación etc… Respeto, como no podría ser de otra manera, los argumentos de estas personas y estoy de acuerdo en muchas cosas con ellas. Con estos individuos se puede debatir tranquilamente y se trata de personas muy respetuosas y razonables. Ahora bien, dentro de esta corriente, existen unos pocos continuamente críticos con la industria, muy críticos con los que no piensan como ellos, y con los que no es posible intercambiar argumento alguno. Algunos que formar parte de este grupo de personas más críticas consideran que si hay patrocinio se condiciona y se corrompe el mensaje, eso dicho con palabras dulces, porque para algunos en el fondo es algo así como dar a entender que las empresas compran el mensaje y al profesional y a las universidades, y al estado y sus administraciones y agencias alimentarias y a las entidades supranacionales, y  a las sociedades científicas y a miles de profesionales sanitarios etc.. para que den el mensaje que la industria alimentaria desea y así vender más.  A este grupo de personas más críticas con las que, como ya comenté antes, a veces cuesta debatir, suelo decirles siempre que no se puede generalizar y que les dejo claro que no estoy en absoluto de acuerdo con su forma de pensar por varios motivos:

1) De salida algunos del grupo de los más críticos es posible que hayan trabajado o trabajen en tiendas en las que se vendían o venden determinados productos. Por la misma razón que ellos desconfían de los patrocinios, cabría desconfiar de que ( si alguno trabaja en centros de ese tipo) cuando recomiendan una determinada fibra no sea por el mismo interés económico que ellos achacan a la industria alimentaria.

2) En España se dedican pocos recursos públicos a la investigación y desarrollo y a la promoción de hábitos de vida saludables. Muchos ciudadanos se benefician de programas de intervención nutricional gracias a empresas privadas, muchos alumnos universitarios son doctores o están realizando el doctorado gracias a que hay empresas alimentarias que les apoyan, muchos proyectos de investigación en nutrición son financiados gracias a la industria alimentaria, y muchos congresos y jornadas profesionales no serían viables sin el apoyo económico de la industria alimentaria. Si la financiación pública es escasa, ¿ de donde se obtienen los fondos?. Además la implicación de la industria alimentaria en proyectos, congresos etc…es positiva ya que de esta forma de primera mano pueden conocer la importancia de reducir las grasas trans, el sodio, los azúcares, grasa saturadas, incrementar la fibra etc y atender los consejos de los profesionales de la nutrición para conseguir mejorar nutricionalmente sus productos o diseñar nuevos alimentos.

3) Creer que sociedades científicas enteras ( y de forma generalizada) e instituciones públicas de salud se pueden corromper junto a multitud de profesionales sanitarios es un argumento propio de las cadenas de documentales en las que se emiten especiales donde se sugiere que los gobiernos mundiales están en manos de extraterrestres.

4) Las necesidades de la industria alimentaria permiten el desarrollo de empresas auxiliares que fabrican elementos nutricionales muy interesantes de cara a elaborar alimentos más saludables etc.. algo de lo que yo soy especialmente consciente ya que en mi primer doctorado , actualmente en el segundo y en varios proyectos en los que he participado y/o participo en este momento he tenido que adquirir ese tipo de productos a diferentes empresas de Europa para realizar el diseño y la investigación, productos interesantes y con ciertas aplicaciones que de otras forma no existirían en el mercado.

Claro que hay mensajes publicitarios de empresas alimentarias que en mi opinión pueden dar lugar a malos entendidos de la gente, claro que hay publicidades que pudieran dar lugar a confusión para la población general que no tiene una amplia formación en nutrición. Esto es así  y todo eso se debe controlar mucho más y las responsables del control son las autoridades públicas igual que lo son de garantizar la publicidad sanitaria correcta, de evitar el intrusismo profesional o de garantizar el estado adecuado de los establecimientos hosteleros etc….Las duras críticas a la industria alimentaria en referencia al comportamiento publicitario de algunas de ellas tiene sentido y esas críticas son loables y positivas, pero una cosa es criticar con ahínco  y dureza los errores de algunas empresas alimentarias, una cosa es advertir sobre publicidades que pueden llevar a confusión y otra es creer o querer dar a entender que los consejos nutricionales para la población general están condicionados por los intereses de la industria alimentaria porque entre otras cosas podríamos pensar que es mucha casualidad ( por poner un simple ejemplo) que los sitios en los que se venden “ leches” de avena, soja, arroz…. sean de los lugares más críticos contra el consumo de lácteos.

Como yo no me creo que los extraterrestres gobiernen la tierra en la sombra, tampoco me creo que las industrias alimentarias hayan “comprado” a todas las sociedades científicas, instituciones públicas de salud, agencias alimentarias nacionales y supranacionales, miles de Dietistas-Nutricionistas y de otros profesionales sanitarios. Es cierto que algunas sociedades científicas quizás han cometido » bajo mi punto de vista» errores de libro avalando ciertos productos cuyo consumo frecuente para nada es saludable, pero que algunos se equivoquen no permite generalizar.

Yo siempre recomendaré libremente los productos  que yo considere buenos sea cual sea la marca y sólo porque yo crea que sean buenos. Y si son buenos y además asturianos mejor. Y obviamente a mí ninguna empresa me ha pagado para que hable bien de ella, la mayoría de empresas de cuyos productos he hablado ni siquiera saben que existo.

Posts relacionados


Otros patrones dietéticos ( Ayuno Intermitente y Dieta Cetogénica)

Se suele decir que un patrón dietético debe respetar las tradiciones, la cultura y los hábitos de la mayoría de las personas de una población. Y en España esto se cumple con la dieta mediterránea. En realidad es una cultura milenaria que recoge una forma ideal de alimentarse y también un estilo de vida completo, […]

12.01.2022

Sobre los turrones sin azúcar

Turrones sin azúcar

15.12.2021

Entrevista a Ramón De Cangas sobre Dieta Mediterránea

 Entendemos que uno de los retos actuales es conseguir la adhesión a una dieta saludable. ¿Sería lógico adaptar las dietas locales a dietas saludables para que tengan la mayor adhesión posible? La única forma de conseguir mantener unas pautas saludables en el tiempo es aunando la evidencia científica con el mundo real de la […]

24.11.2021

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo-Asturias
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés-Asturias
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón-Asturias
C/ Dr. Esquerdo, 105, 28007 -Madrid
C/ Londres, 28, Tercera planta -Barcelona
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!