refresco

He respondido a algunas preguntas sobre los refrescos para la publicación Valencia Plaza.

¿De qué manera perjudican los refrescos nuestra salud?

Los resultados de diversos estudios han concluido que el consumo habitual y excesivo de bebidas gaseosas azucaradas se asocian con un mayor riesgo de enfermedades cardiometabólicas, con un riesgo significativamente mayor de accidente cerebrovascular y con una elevación en  los niveles de las enzimas hepáticas alanina aminotransferasa y la aspartato aminotransferasa. Un estudio publicado este mismo año y que forma parte del estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) y realizado con un total de 1868 personas (personas entre 55 y 80 años con alto riesgo cardiovascular)  concluyó que el consumo frecuente de bebidas azucaradas, light y zumos de fruta (naturales y envasados) aumenta el riesgo de síndrome metabólico.

Incluso algunos estudios recientes (2016) han relacionado el consumo frecuente de refrescos endulzados con jarabe de alta fructosa con un mayor riesgo de artritis reumatoide, bronquitos crónica y EPOC.

Por otro lado no se debe de olvidar que no hay duda de que las bebidas azucaradas con sacarosa, fructosa, glucosa… son una fuente importante de consumo de azúcares  y son un factor a tener en cuenta respecto al riesgo de sobrepeso,  de obesidad y de enfermedades relacionadas con la obesidad  como la diabetes tipo 2 . De hecho debemos también prestar atención en la edad infantil, así un estudio publicado en el año 2015 en la revista “British Journal of Nutrition” concluye que  las bebidas azucaradas, ya sean altas en azúcar agregada o bien formando parte de la propia bebida de forma natural no deben ser promocionadas (al revés debe tratar de evitarse su consumo frecuente) para ayudar a prevenir la obesidad infantil.

No se debe alarmar a la población porque está muy claro que un consumo puntual no tiene por qué suponer problema alguno, pero el consumo habitual y excesivo no es conveniente.

¿Sirve de algo que sean ‘light’ o ‘zero’?

Es razonable pensar que una reducción gradual de azúcares libres en los refrescos azucarados sería beneficioso. Pues bien, precisamente esta hipótesis es la que ha planteado (respecto a la población británica) en un estudio  publicado en el 2016 y en el que se propone una reducción (de forma gradual) del azúcar añadido en estas bebidas hasta alcanzar un 40% menos al cabo de 5 años (y sin necesidad de añadir edulcorantes artificiales). Los autores estimaron que esta reducción disminuiría la ingesta calórica media de tal forma que reduciría el porcentaje de personas con sobrepeso en un 1% y el de personas con obesidad en un 2,1% lo que  a su vez impediría aproximadamente de 274 000 a 309 000 casos nuevos de diabetes tipo 2 relacionada con la obesidad  durante las dos décadas después de esta intervención. Por tanto una reducción gradual en azúcares libres añadidos a las bebidas endulzadas con azúcar se predice como una buena opción para reducir la prevalencia del sobrepeso , de la obesidad y de la diabetes tipo 2 .

Por ello podríamos pensar que el uso de bebidas sin azúcar (tipo zero o light) puede ser una opción sin riesgos para la salud, sin embargo el agua debe ser siempre la primera opción como fuente de hidratación porque puede haber otra seria de implicaciones más allá del peso corporal, así, por poner un ejemplo, un estudio publicado en 2011 concluyó que el consumo de dos o más raciones al día de refresco con edulcorante artificial se asocia con una probabilidad dos veces mayor de deterioro de la función renal en las mujeres y un estudio publicado en 2016 relaciona el exceso de su consumo con un mayor riesgo de síndrome metabólico. Por tanto la fuente principal de hidratación debe de ser el agua.

¿Son todos igual de malos o algunos se salvan (bebidas energéticas, tés helado o cafés fríos)?

Las infusiones sin leche y sin azúcar añadido (y si es posible sin edulcorar)  como té, café, hinojo, menta poleo, canela… pueden ser una buena opción y una alternativa libre de calorías y sin riesgos para la salud y además fuente de antioxidantes y otros fitonutrientes. Por ello no se pueden asemejar a los refrescos y pueden ser una alternativa al agua (pero siempre recordando que el agua es la mejor opción) teniendo en cuenta que aquellas que aportan más cafeína (café, té..) no deben ser consumidas en exceso y que las más ricas en taninos pueden provocar estreñimiento.

En cuanto a las bebidas energéticas, aportan una elevada dosis de azúcares simples, sustancias estimulantes como la cafeína etc…por lo cual tampoco son una buena opción y deben ser consumidas de forma puntual.

¿Sucede lo mismo con los zumos envasados?

Los zumos envasados con azúcar añadido tienen los mismos inconvenientes que los refrescos azucarados. Podríamos pensar entonces en que el consumo en grandes cantidades de zumos envasados sin azúcar añadido puede no ser perjudicial e incluso beneficioso. Los zumos aportan los azúcares propios de la fruta, la fructosa, obviamente los zumos tienen cabida en una dieta equilibrada y saludable pero el exceso incluso de los no azucarados e incluso de los no envasados (naturales)  no azucarados tampoco es conveniente. Ciertos estudios realizados con fructosa han reflejada que cuando se consume a dosis muy elevadas (100-150 gramos al día) pueden provocar ganancia de peso, alteraciones metabólicas como alteraciones hepáticas, resistencia a la insulina, elevación de triglicéridos, elevación de presión arterial, elevación del ácido úrico, incremento de la grasa corporal total y de la grasa visceral, síndrome metabólico…y estas cantidades se pueden alcanzar cuando se sustituye la ingesta de agua por zumos etc…Una dieta rica en verduras-hortalizas y frutas es recomendable pero un abuso constante de los zumos (tomar grandes cantidades) puede acabar suponiendo un riesgo para nuestra salud.

¿Deberían ser desterrados de las máquinas expendedoras?

En mi opinión no. Desde mi punto de vista, en las máquinas expendedoras se pueden ofrecer agua, agua con gas, zumos no azucarados, refrescos zero o light y también podrían estar presentes los refrescos azucarados. Creo que no es necesario prohibir sino fomentar el consumo de las alternativas más adecuadas como agua, etc. haciendo que la diferencia en precio sea muy significativa a favor de las opciones más saludables y desde luego mediante educación nutricional.

¿Debemos elaborar leyes prohibitivas o gravarlos con impuestos como ya sucede en otros países?

No soy partidario de prohibir, personalmente soy partidario de gravar. En realidad nada debe estar prohibido, todo se puede consumir en su justa medida. Obviamente hay productos que deben ser consumidos de forma ocasional y para favorecer ese consumo ocasional se pueden gravar dichos productos haciendo que sean más caros o bien premiar fiscalmente las alternativas más saludables haciendo que sean más baratas (o ambas cosas a la vez).

¿Pasa algo por tomar uno de vez en cuando?

Un consumo ocasional de refrescos no supone riesgo alguno para la salud. Se puede disfrutar de ellos como se puede disfrutar de un helado o de un pastel, un día es un día.

¿De dónde parte la moda de las bebidas en polvo?

Ya hace decenas de años que existen en el mercado español polvos de distintos sabores que disueltos en agua sirven como refresco. Se caracterizaban por ser fuentes de azúcar y por ello su consumo habitual no era recomendado. Hace unos pocos años han aparecido alternativas de multitud de sabores y no azucaradas y con edulcorantes acalóricos. Son una alternativa preferible a los anteriores, pero su consumo excesivo tampoco está recomendado (al igual que con refrescos no azucarados) porque la alternativa principal de hidratación debe ser el agua.

¿Se puede compensar el consumo con ejercicio como vende la publicidad?

El consumo excesivo de calorías, azúcares, etc. obviamente se puede compensar con un incremento del gasto energético derivado de más actividad física y por tanto eso puede evitar una ganancia de peso corporal. Pero más allá del peso corporal un exceso habitual en el consumo de azúcares, etc. puede incrementar el riesgo de padecer otra serie de problemas en nuestro organismo que no se pueden compensar con actividad física.

¿Conviene también renunciar al alcohol?

En mi opinión quien no ingiera bebidas alcohólicas no debe nunca empezar a tomarlas en la creencia de que dicho hábito puede derivar en una serie de ventajas para la salud puesto que si quiere obtener los beneficios de los compuestos presentes en vino, cerveza, etc. puede tomar cerveza sin alcohol, mosto de uva o vino sin alcohol. El alcohol puede crear adicción y todos los que beben en exceso  probablemente comenzaron por una sola cerveza o una sola copa de vino. Los que ya beben deben tener en cuenta que de hacerlo al menos que sea en forma de cerveza y vino y de forma moderada ya que se pueden beneficiar de algunos sustancias presentes en dichas bebidas alcohólicas y que no están presentes en otras que además tienen demasiado alcohol. Sin embargo el consumo de alcohol (a cualquier dosis dosis) no está nunca justificado por motivos de salud, las alternativas no alcohólicas siempre son preferibles y más recomendables.

Si quieres consultar otras entrevistas que he respondido para otros medios de comunicación te animo a visitar la sección de entrevistas de mi blog.

Si deseas seguir al corriente sobre temas de salud, nutrición y alimentación te animo a estar en contacto a través de mis redes sociales. Estoy en Instagram, Twitter,Facebook y Youtube.

Posts relacionados


desayuno

Entrevista para El País. Ramón De Cangas

La situación es la siguiente: alguien adulto, preocupado por su alimentación, que come sano, se cuida y no le suelen gustar los ultraprocesados, sigue encontrando mucho placer cuando come su golosina preferida de crío, la pizza cutre que comía los viernes en familia o una incluso la hamburguesa de McDonald que devoraba en su adolescencia. […]

21.07.2020

Entrevista sobre los «platos de cuchara»

1/ ¿ Qué piensa de los platos de cuchara en general y, por supuesto, cuál es su favorito?. Los platos tradicionales de cuchara son un patrimonio cultural gastronómico que se debe de mantener. Aunque a veces hayan sido denostados son muy preferibles a la multitud de alimentos procesados y ultraprocesados que son actualmente habituales en […]

08.01.2019

Últimas Tendencias en Nutrición. Opinión de Ramón De Cangas en entrevista.

1) El veganismo Se puede ser vegano y estar muy sano. Además, se ha dicho que la dieta vegana (sin carne, sin pescados, sin huevos, sin lácteos, sin miel) es perfectamente válida para los niños. Si consultamos alguna publicación como la guía de la Agencia de Salud Pública de Cataluña que establece recomendaciones para niños […]

18.12.2018

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo-Asturias
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés-Asturias
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón-Asturias
C/ Dr. Esquerdo, 105, 28007 -Madrid
C/ Londres, 28, Tercera planta -Barcelona
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!