¿ Qué me puede decir sobre la resaca?

La resaca ( o veisalgia) en realidad es una sensación de malestar general, marea, nauseas, molestias gastrointestinales, sensación de sequedad en la boca que tiene lugar tras beber bebidas alcohólicas en exceso y que generalmente aparece unas horas después de haber dejado de beber alcohol pero que en ocasiones empieza a aparecer todavía cuando estamos bebiendo. Casi el 80% de las personas que beben alcohol la han padecido y su impacto en la economía es significativo porque provoca la pérdida de millones de euros en Europa debido al absentismo laboral.

Aunque existen muchos estudios que investigan el impacto del consumo de alcohol en nuestro organismo, no hay muchas investigaciones que se hayan centrado en este tema concreto. Una revisión de estudios publicada en 2005 en la revista British Medical Journal concluía que “no existe ninguna evidencia convincente que sugiera que cualquier intervención convencional o complementaria es efectiva para prevenir o tratar la resaca”.

Hay hipótesis que consideran que el efecto puede ser debido precisamente al alcohol o bien a productos derivados de la destilación o de la fermentación o bien por culpa de la deshidratación ( el efecto diurético del alcohol). Y sí, pocos estudios abordan la resaca, pero algunos de los que podemos encontrar concluyen que como consecuencia del exceso de ingesta de alcohol puede haber una serie de alteraciones metabólicas debidas entre otras cosas a la generación de ciertas sustancias derivadas de los procesos de inflamación, bajada en el ph de la sangre ( por tanto alteraciones en el transporte de oxígeno e incremento de lactato y cuerpos cetónicos) y también a cambios endocrinos por incremento en plasma de las cantidades de hormonas como aldosterona, vasopresina y renina. Es más, incluso hay hasta cierta respuesta del sistema inmune con variaciones de interleucina 12.

Pero el alcohol es vital para que haya resaca porque no hay otros ingredientes que imiten su efecto y de hecho parece que se debe alcanzar una concentración mínima de un 0,10% en sangre. Si es más se incrementa la sensación de resaca, la cual puede durar hasta más de 12 horas y puede provocar también una pérdida de calidad en el sueño.No todas las bebidas provocan el mismo efecto y aparte de su diferente contenido en alcohol, de sustancias de fermentación y de destilación también se estima que los ingredientes que se añaden para dar sabores y colores a las bebidas pueden tener un efecto.

Como una parte de los síntomas de la resaca pueden ser debidos a la deshidratación, beber abundantes líquidos podría reducir muy ligeramente la resaca, al menos sólo la pequeña parte debida a la deshidratación.

Una comida con proteínas e hidratos de carbono y fibra ( sin demasiada cantidad de lípidos que podrían empeorar los síntomas por digestión pesada) pudiera provocar una absorción más lenta del alcohol y por ello hacer que los síntomas sean más suaves.

Hay gente que lo hace para reducir los síntomas de dolor de cabeza etc..El ibuprofeno a veces lo han sugerido algunos médicos y puede paliar algunos síntomas y el paracetamol es preferible evitarlo porque el alcohol provoca un trabajo extra para el hígado que es justo donde se metaboliza el paracetamol
Los antiácidos o las sales de frutas, si tenemos acidez pueden mejorarnos ese síntoma, pero nada más.
En cuanto a la leche, nada hay en su composición ( más allá del agua que contiene que hidrata) que ayude a aliviar los síntomas.

Tampoco ayuda beber alcohol, antes se creía que parte de la resaca era debida a un cierto síndrome de abstinencia ( hoy se sabe que no) y por eso se pensaba que tomar alcohol podría ayudar. Hoy se sabe que es peor tomar alcohol y que puede alargar la resaca.

No ayuda el consumo de azúcar puesto que no hay asociación entre los niveles de glucosa en plasma sanguíneo y la intensidad de la resaca. Los refrescos azucarados favorecen la absorción de alcohol, por ello el consumo de “combinados” puede ser todavía peor.

Aunque no se conocen los mecanismos con exactitud, se ha sugerido que ciertos ingredientes que contribuyen a dar sabores y olores a las bebidas pueden influir en la severidad de la resaca, por ello mejor no mezclar. Quizás por este motivo algunos bebedores refieren que las bebidas destiladas blancas les provocan menos resaca.

En el ciclo de metabolización del alcohol participan las vitaminas B1, B6 y B12 y la vitamina C, y se ha sugerido que ingerirlas puede atenuar levemente los síntomas ( así parece) de la resaca, pero eso no quiere decir que haya que tomarse pastillas porque consumiendo una comida equilibrada que lleve fruta o verdura, cereales ( arroz, pasta), y o carne o pescado o huevos ya las estoy tomando.

¿Que alimentos son los más adecuados para consumir con alcohol? ¿Los más grasos? ¿Los más calóricos?

Ningún alimento va a “compensar” los efectos nocivos del alcohol.

Si uno va a beber bebidas alcóholicas quizás el consumo de verduras-hortalizas, caldos, frutas, infusiones…puede ser interesante para incrementar la ingesta de agua y antioxidantes.

¿Qué me puede decir del alcohol como alimento…?, ¿ y de su metabolismo??

El alcohol y las bebidas alcohólicas que lo contienen, no se pueden considerar alimentos, sin embargo, sí que tiene implicaciones nutricionales. ¿Por qué?, pues entre otras cosas porque un gramo de alcohol aporta 7 kilocalorías (intermedio en aporte energético entre grasa e hidratos de carbono). Además, no debemos olvidar que el alcohol, tiene efectos nocivos para la salud, es de por sí tóxico y además afecta a diferentes procesos digestivos, metabólicos, psicológicos etc…Tampoco podemos olvidar la relación entre alcohol y problemas familiares, accidentes de tráfico, riesgos laborales…A nivel del metabolismo de macronutrientes, el alcohol ralentiza el de las grasas e hidratos de carbono, con lo cual no es buen aliado ( y por su aporte calórico derivado del alcohol y de su combinación con azúcares) en dietas de control de peso.

El alcohol no se digiere, nada más ingerirlo ya empieza a absorberse por la boca, también en el estómago y por supuesto, la mayor parte se absorbe a nivel del duodeno-yeyuno. Por lo tanto se absorbe rápido, pero la velocidad también depende de si hemos tomado alimentos o no ( si tomamos alimentos la absorción es más lenta por el efecto diluyente y también por el enlentecimiento del vaciamiento gástrico). Una vez absorbido el alcohol se distribuye en espacio acuoso intra y extracelular pero no en la grasa , de tal manera que a más tamaño más alcohol “ aguantaré” y el hombre aguantará más que la mujer entre otras cosas por la mayor fracción grasa de éstas. Pero como es lógico, el alcohol debe eliminarse de alguna forma y el 95% se elimina a través de nuestro hígado y el resto por los pulmones( de ahí la prueba del alcoholímetro). Sin embargo la capacidad de metabolizar el alcohol es muy diferente según la raza, el sexo (el hombre más que la mujer), la edad, estado nutricional etc….Hasta tal punto varía que hay personas que son capaces de metabolizar casi 400 miligramos de alcohol por kilo de peso corporal y por hora y otros poco más de 50 miligramos por kilo de peso corporal y por hora.

Pero ¿ como se metaboliza el alcohol desde el punto de vista bioquímico?. Pues existen 3 vías diferentes:

1) Ruta de alcohol y aldehído deshidrogenasa hepática:

En esta ruta el alcohol acaba originando ácido acético en el hígado, y éste ácido, puede transformarse en el hígado o en tejidos periféricos. Sea como fuera lo importante es que a partir del alcohol original se puede originar energía, cuerpos cetónicos o ¡ácidos grasos que se pueden almacenar en el tejido adiposo!.

2) Vía de la Catalasa:

Permite convertir el alcohol en acetaldehído, y se da en diversos tejidos. Esta vía no se induce por el consumo crónico de alcohol y es menos importante que la anterior.

3) Sistema Microsomal Oxidativo del etanol( MEOS)
A partir del etanol, por una ruta hepática obtenemos calor. Ésta ruta es inducible por alcoholismo crónico. Esto explica que ciertas personas que son alcohólicos crónicos y además viven en la calle expuestos a las inclemencias del invierno se mueran de frío a pesar de beber mucho alcohol. Estas personas tienes las dos otras dos vías de metabolización del alcohol ya “fatigadas” y por tanto su cuerpo usa mucho esta vía, esto hace que sea una máquina de despilfarrar calor y por tanto se enfrían pues irradian todo el calor al exterior pudiendo llegar a morirse de frío.

Dígame mi cantidad máxima de alcohol si me voy a tomar copas para evitar resaca, mareos…

No se puede hablar de una cantidad máxima de alcohol a partir de la cual haya ya efectos porque todo esto depende de a capacidad metabólica de cada persona, peso corporal, agua corporal etc… Además, no es bueno hablar de algo así porque por salud cuanto menos alcohol mejor.

¿Aparte de la grado de alcohol influye el tipo de bebida (cerveza, vino, bebidas espirituosas…)?

No todas las bebidas alcohólicas son iguales, si hablamos de bebidas fermentadas ( vino, cerveza, cava, sidra…que tienen ciertos fitoquímicos además de alcohol) un consumo moderado en personas adultas sanas no embarazadas puede ser una opción dentro del patrón dietético mediterráneo. Realmente hay evidencia científica para decir que nada tienen que ver su en composición ciertas bebidas alcohólicas como las destiladas respecto a las bebidas fermentadas y como es de sentido común esa diferente composición debe tener diferentes efectos. Personalmente creo que desde el punto de vista cardiovascular e incluso metabólico ese consumo moderado ( dejando claro lo que es la moderación tal como indican los estudios) de esas bebidas fermentadas es una opción porque puede ofrecer aspectos interesantes. Eso sí, una opción no significa fomentarlo o considerarlo necesario. Hay un consejo muy claro, sino bebe no beba nunca. Si ya bebe y sigue una dieta mediterránea y es adulto y no tiene ninguna patología ni tiene embarazo…el consumo moderado de bebidas fermentadas puede ser una opción.

Posts relacionados


huesos

¿Te preocupan tus huesos? ¡Ojo con el tabaco y el alcohol!

A parte de una dieta adecuada y de la práctica de actividad física hay otra serie de factores que son importantes y que, muchas veces,  no tenemos en cuenta cuando queremos cuidar nuestros huesos. Entre estos factores se encuentran el tabaco y el alcohol. Está muy claro que fumar también contribuye a incrementar el riesgo […]

13.01.2016

Conoce el metabolismo del alcohol ¿ cómo lo absorbes y cómo lo metabolizas?

El alcohol y las bebidas alcohólicas que lo contienen, no se pueden considerar alimentos, sin embargo, sí que tiene implicaciones nutricionales. ¿Por qué?, pues entre otras cosas porque un gramo de alcohol aporta 7 kilocalorías (intermedio en aporte energético entre grasa e hidratos de carbono) . Además, no debemos olvidar que el alcohol, tiene efectos […]

03.12.2015

¿ Es cierto que la cerveza tiene fibra?

La cerveza aporta fibra soluble aunque no una cantidad demasiado elevada ya que su aporte ( según los últimos estudios ) no supera los dos gramos por litro en el mejor de los casos. Sea cerveza rubia o negra, el aporte de fibra es similar. La cerveza con alcohol tiene una cantidad de fibra similar […]

10.11.2015

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!