entrevista sobre el café

 Desde un punto de vista nutricional, ¿existe alguna ventaja en beber café? ¿Contiene algún nutriente interesante de incluir en nuestra dieta por esta vía?

El café es una bebida que se obtiene a partir de las semillas tostadas y molidas de los frutos de la planta del café. Su principal característica es que se trata de una bebida estimulante por su contenido en una metilxantina, concretamente la cafeína. Las características nutricionales del café van a depender mucho del tipo, procedencia o la cosecha pero en general el café se caracteriza por ser rico en sustancias con efectos antioxidantes, concretamente los polifenoles y pequeñas cantidades de algunos minerales como potasio, fósforo, selenio, y magnesio, algunas vitaminas del grupo B (ácido pantoténico y ácido fólico) y algo de vitamina K.

Algunos estudios han relacionado el consumo de café con un menor riesgo de padecer cáncer colorectal.

El valor calórico del café es despreciable, de tal forma que consumido sólo y sin azúcar se puede tomar sin problema dentro de una dieta hipocalórica.

¿Qué es la cafeína? ¿Cómo afecta a nuestro organismo?

La cafeína es una metilxantina y como cualquier metilxantina puede ser perjudicial cuando es consumida en exceso. Como es de sentido común, un consumo moderado de cafeína no tiene por qué suponer ningún problema y puede ayudarnos a estar más atentos, más despiertos, más activos. Y es que es cierto que la cafeína puede combatir la somnolencia pero nunca debemos de olvidar que cuando es consumida en cantidades demasiado elevadas puede causar insomnio, angustia, molestias gastrointestinales, temblores, taquicardia, ansiedad, nerviosismo, etc.

Además del café, ¿qué otros alimentos contienen cafeína?

La cafeína está presente también, en menores cantidades que en el café, en alimentos como té, mate, el cacao. El  guaraná es una muy buena fuente de cafeína.

¿La teína y la cafeína son lo mismo? Como alimentos, ¿cuál de los dos (té o café) tienen un perfil nutricional más interesante?

La cafeína fue aislada a principios del siglo XIX y en aquel tiempo se creía que el té tenía alguna sustancia similar y se la denominó teína, pero la realidad es que es cafeína. Son la misma molécula.

¿Qué es el café verde? ¿Tomar café verde ayuda a la pérdida de peso?

Cada cierto tiempo aparecen sustancias que prometen ser una ayuda a la hora de reducir el peso corporal y la grasa. Si fuera así serían de gran ayuda pero la realidad es que muchas veces se queda en agua de borrajas y no sirven para nada o bien algunos estudios demuestran que efectivamente parecen que pueden servir de ayuda, pero en el mejor de los casos pequeñas ayudas que no “marcan” la diferencia.

Una sustancia de este tipo es el extracto de café verde, que contiene altas concentraciones de ácido clorogénico que algunos autores sugieren que pueden influir en el metabolismo de la glucosa y en el metabolismo de la grasa.

Los principales efectos favorables del café verde se han atribuido a diversos compuestos presentes en el café.

Por un lado, se ha sugerido que los ácidos clorogénicos podrían ser eficaces en la disminución de la presión arterial, la inflamación sistémica, el riesgo de la diabetes tipo 2, y la agregación de plaquetas, mientras que la ingesta de cafeína se ha sugerido que podría permitir una disminución del peso corporal, así como un aumento de la dilatación mediada por flujo y la fibrinólisis.

Sin embargo aunque sobre el papel todo esto queda muy bien la verdad es que diversos estudios no han encontrado efectos en el metabolismo de la glucosa o en las concentraciones de insulina.

Algún estudio sugiere que tanto el ácido clorogénico como la cafeína pueden colaborar en la reducción del peso corporal. Los resultados de algún estudio han sugerido que a una dosis de 1.050 mg del extracto de café verde al día  y en períodos de tratamiento de seis semanas, quizás se pudiera promover una pérdida significativa en el peso corporal, índice de masa corporal y porcentaje de grasa corporal , así como una pequeña disminución en la frecuencia cardíaca.

Pérdidas significativas desde el punto de vista estadístico, pero obviamente clínicamente no relevantes ya que en el mejor de los casos las pérdidas son muy moderadas.

Obviamente no hay suficientes estudios, ni de la entidad suficiente, ni con el tamaño de muestra suficiente para poder recomendar siquiera dosis concretas o simplemente recomendar su ingesta con la garantía de que es eficaz para reducir el peso corporal.

¿Cuánto café hay que tomar para considerar que el consumo es excesivo? ¿Desaconsejaría el consumo de café a alguien que tuviera problemas de salud de tipo cardiovascular (o en algún otro caso de enfermedad crónica)?

Tradicionalmente se consideró el café como algo perjudicial desde el punto de vista de la tensión arterial, es decir, se consideraba que el consumo de café incrementaba la tensión arterial (debido a la cafeína) y había estudios que así lo parecían indicar. Parece que el café, debido a la cafeína, sube momentáneamente la tensión pero no parece demostrado que su consumo frecuente pueda provocar hipertensión arterial.

Aunque está muy claro que en ciertas personas la ingesta de cafeína y café, provoca un aumento en los valores de la tensión arterial, estudios recientes realizados con café no relacionaron la ingesta de café con un incremento en la tensión arterial generalizado.

Una explicación de por qué el café podría afectar a unos individuos pero a otros no está en la genética.

Parece que el gen CYP1A2 codifica un enzima que metaboliza la cafeína y hay dos versiones, una metaboliza la cafeína más lentamente que la otra.

Por tanto, a unos les perjudicaría desde el punto de vista de elevarles la tensión arterial y a otros  incluso puede que al revés, que les beneficie (quizás porque el café tiene algunas sustancias antioxidantes). Como cada persona es un mundo y la hipertensión es una enfermedad y como cualquier patología debe ser diagnosticada y tratada por un médico, si usted es hipertenso consulte a su médico y así sabrá lo que debe hacer.

Este ejemplo, la hipertensión, permite ver que la dosis recomendada de café es relativa y puede depender de cada persona, pero sea como fuere se suele recomendar un consumo moderado de cafeína lo que viene a significar unos 100 y 300 miligramos de cafeína al día.

No es fácil traducirlo a número de cafés puesto que la cantidad de cafeína va a depender de la variedad de café utilizado y de la cantidad de café molido que se haya cargado en el momento de hacer el café. Pero podemos tener como referencia que un café espresso, de aproximadamente 30 ml contiene entre 40 y 75 mg de cafeína.

Realmente cada persona es diferente y si alguien tiene una patología cardiovasculare u otras enfermedades debe ser el médico quien valore si el café está indicado o no.

En una dieta equilibrada, ¿cuántas tazas de café se pueden tomar al día?

Una dieta equilibrada y saludable no tiene por qué llevar café y tampoco tiene por qué no llevarlo, es simplemente una opción más, como otras infusiones, no es una obligación, pero tampoco su presencia está prohibida.

¿Cuál es su opinión sobre las bebidas energéticas con altas dosis de cafeína?

Desde hace unos años están de moda las bebidas energéticas las cuales pueden aportar niveles elevados de cafeína junto a otros ingredientes como la taurina. En general, las bebidas energéticas contienen unas cantidades de cafeína mayores que los refrescos de cola de toda la vida, aunque obviamente no están prohibidas porque todo se puede consumir en su justa medida.

No se debe de olvidar que en los refrescos con más de 150 miligramos debe aparecer la leyenda “contenido elevado de cafeína”.

La suma de café, té, refrescos de cola, bebidas energéticas puede disparar la ingesta de cafeína y por ello debemos de tener en cuenta, como referencia, que consumir entre 100 y 300 miligramos de cafeína al día se considera un consumo moderado que no supone un riesgo para la salud pero debemos procurar no superar esa dosis.

Ahora bien, mi opinión es que estas bebidas suelen ser muy utilizadas entre los jóvenes y a veces asociadas al consumo de alcohol y esto supone un riesgo para la salud. Además, salvo las versiones libres de azúcar, llevan dosis elevadas de azúcares y significa un consumo significativo de kilocalorías vacías que en nada beneficia.

Desde mi punto de vista si alguien quiere beneficiarse de las propiedades de la cafeína, la opción debe ser el café etc… y no este tipo de productos.

Posts relacionados


nutrición

No al miedo en nutrición

Meter miedo a la gente da muchos seguidores, decir que un yogur es saludable no atrae pero decir que las empresas lácteas dan dinero al estado o a la ciencia para promocionar el consumo de lácteos y que estos provocan cáncer da mucho seguidor.

01.08.2017
Dr. Ramón de Cangas
Dieta Detox

Artículo para ‘Lecturas’ sobre Dieta Detox

Todos tenemos muy claro, porque es de sentido común, que una ingesta demasiado elevada de grasas, sodio, alcohol, azúcares simples… no es muy beneficiosa para nuestra salud hepática, renal, cardiovascular y metabólica.

23.07.2017
Dr. Ramón de Cangas
obesidad y diabetes tipo 2

1º Congreso Científico Hispanoamericano sobre Nutrición y Salud: la obesidad y diabetes tipo 2

Este año (2017) organizamos (el 27 y 28 de octubre) el I Congreso Científico Hispanoamericano sobre Nutrición y Salud: La Obesidad  y diabetes tipo 2 que será el primero de una serie de congresos internacionales que tendrán lugar en diferentes lugares de México.

20.07.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!