– El aceite de coco ha sido el “superalimento” más controvertido de este año. Por un lado están los que venden sus virtudes y han conseguido ponerlo de moda y por otroexperetos como la dra. Karin Michels que asegura que es “puro veneno”. ¿Qué puede aportar a nuestra dieta el consumo habitual de aceite de coco?  ¿Cuáles son sus puntos fuertes como alimento? La American heart Association desaconseja su consumo habitual y lo compara con la mantequilla, ¿se puede considerar el aceite de coco como una grasa saludable? ¿Qué alimento de nuestra dieta tradicional tendría las mismas virtudes nutricionales que el aceite de coco y lo podría sustituir perfectamente?

Hay estudios que relacionan el consumo de coco entero con algunos beneficios para nuestro organismo, pero no es lo mismo coco entero que el aceite de coco. El aceite de coco, aun siendo vegetal, es rico en grasa saturada y como es lógico la concentración de grasa saturada en el aceite es muy superior a la del coco entero. Aunque la grasa de coco también aporta triglicéridos de cadena corta y media que no se asocian con mayor riesgo de obesidad o de enfermedad cardiovascular ( y por eso algunos autores y estudios sugirieron la utilidad del aceite de coco), hay suficiente evidencia científica como para decir que el uso habitual de aceite de coco es perjudicial desde el punto de vista cardiometabólico puesto que  incrementa la ingesta de grasas saturadas.

En España disponemos del aceite de oliva, muy rico en grasa monoinsaturada (muy cardiosaludable) y con una gran evidencia a favor de sus beneficios para nuestro organismo.

 

– Los alimentos sin gluten se han convertido en tendencia en alimentación. ¿Comer productos con la etiqueta “sin gluten” ofrece alguna ventaja nutricional a las personas que no son celiacas? ¿Puede ser contraproducente en personas no celiacas sustituir los alimentos con gluten por los sin gluten? ¿Comer sin gluten facilita la digestión? ¿Son más sanos los alimentos sin gluten? ¿Puestos a escoger una opción más saludable para los cereales refinados no sería mejor escoger productos integrales que productos sin gluten (hablando de población sana)?

Si una patología que lo justifique ( celiaquía, sensibilidad no celiaca al gluten..) retirar el gluten de la dieta no aporta beneficio alguna para nuestra salud. Una persona que por su patología (celiaquía por ejemplo) tenga que comer sin gluten puede llevar una dieta exactamente igual de saludable que quien come con gluten. El problema suele estar en los alimentos ultraprocesados, no es infrecuente que las galletas, pizzas.. etc aptas para personas que tienen que llevar una dieta libre de gluten sean más ricas en grasas no saludables, almidones, azúcares…que sus versiones con gluten. De todas formas dado que seamos celiacos o no, los alimentos ultraprocesados deben ser consumidos puntualmente, esto no debiera ser un problema.

La población general ( sana) no tiene por qué tomar alimentos sin gluten porque hacerlo no le supone beneficio alguno. Lo que sí es cierto es que el consumo habitual de cereales de grano entero ( en vez de las versiones refinadas) se ha relacionado ( hay alta evidencia) con menor riesgo cardiometabólico, cáncer…

 

– ¿Las hamburguesas vegetales son una opción más saludable que la carne? ¿Qué debemos vigilar en la etiqueta de las hamburguesas vegetales para escoger unas que sean la mejor opción del lineal del súper? ¿Hacer nuestra propias hamburguesas vegetales en casa sería una opción más sana que comprarlas hechas?

Las hamburguesas vegetales industriales no dejan de ser un alimento ultraprocesado. De poco sirve suplir la carne por vegetales si a cambio los productos llevan añadido elevadas cantidades de sal y otra serie de aditivos. Hacer hamburguesas vegetales en casa con legumbres, verduras, frutos secos….es mucho mejor alternativa porque obtenemos productos saludables. De todas formas aunque una dieta rica en vegetales supone una serie de beneficios para nuestro organismo, se pueden consumir cantidades moderadas de fuentes proteicas animales y a la vez consumir abundantes vegetales y poder gozar de los mismos beneficios pero la salud.

– ¿Las tortitas de maíz o arroz ultraligeras bajas en calorías se pueden considerar un snack sano? ¿Qué aportan nutricionalmente estas tortitas? ¿Qué opciones de snack bajo en calorías podemos comer en vez de estas tortitas?

Las tortitas integrales de arroz o de maíz son una opción aceptable, pero más interesante todavía es consumir fruta fresca, frutos secos crudos sin sal…porque a pesar de la existencia de falsos mitos alimentarios, su consumo habitual no se relaciona con más peso corporal.

– ¿La curas de zumos detox que prometen depurar nuestro sistema digestivo son sanos? ¿Hacer una cura de estos zumos puede ser una opción para perder peso? ¿Qué valor nutricional tienen este tipo de zumos? ¿Podemos conseguir el mismo aporte de vitaminas y nutrientes tomando la fruta entera o haciendo zumos en nuestra propia casa?

Las dietas depurativas que se presentan a veces como una forma de eliminar toxinas son muchas veces dietas muy hipocalóricas a base de caldos de verduras, zumos,  agua y prácticamente nada más.

Es cierto que existen sustancias que, para eliminarse, precisan de un proceso metabólico ya que si se acumulan en el organismo pueden producir daños en la salud. Para eliminarlas nuestro organismo debe procesarlos metabólicamente o transformarlos y eso es lo que llamamos la DETOXIFICACIÓN. Concretamente se trata de varias reacciones enzimáticas en las que se trata de neutralizar, metabolizar para solubilizar estas toxinas y que puedan ser excretadas. Este proceso se realiza con sustancias externas tóxicas pero también con componentes de nuestro organismo (procedentes de reacciones metabólicas, etc..) que se eliminan normalmente (y que de no hacerlo serían tóxicos).

De una forma muy simple podríamos decir que para poder eliminar estas sustancias lo que se hace es convertir las toxinas liposolubles en metabolitos inactivos hidrosolubles para poder ser excretados fácilmente y evitar que se depositen en el organismo, provocando daños. Estos procesos tienen lugar en el hígado y participan diversos enzimas (citrocromos, monooxidasas, aldehído deshidrogenasa…) según la sustancia a “neutralizar”. Pero aunque se conviertan en sustancias hidrosolubles todavía pueden ser “peligrosas” con lo que se aumenta su capacidad hidrosoluble (de ser solubles en agua) y se reduce su toxicidad uniéndose a determinadas moléculas (como acetato, glucuronato…). Luego se requiere un transporte (sacar por ejemplo la sustancia de dentro de la célula al exterior) que supone un gasto energético (por citar un ejemplo, en el hígado se llevan los glucurónidos conjugados fuera de las células a la bilis para poder eliminarlo). Pero los transportadores también puede llevar estas sustancias hacia la sangre para su eliminación del cuerpo a través del riñón (por la orina). Por poner un ejemplo de cómo se elimina algo concreto, la parte nitrogenada de la proteína se convierte en el hígado (mediante el ciclo de la urea) en urea, que en concentraciones elevadas es tóxica, y se elimina por los riñones formando parte de la orina.

Hacer dietas depurativas (bajísimas en kilocalorías) para eliminar toxinas no tiene sentido. De hecho, como suelen ser muy hipocalóricas pueden acabar siento cetogénicas y originar metabolitos tóxicos (que se eliminan por la orina) como los cuerpos cetónicos. Lo que hay que hacer es comer de forma saludable habitualmente y si una semana por fiestas, vacaciones, etc… me paso más de la cuenta, a la siguiente volver a las pautas saludables de siempre.

Por poner un ejemplo, si he abusado del tabaco (que no se debe hacer nunca) puedo tratar de enriquecer la dieta en sustancias antioxidantes presentes en frutas, verduras y hortalizas pero no hacer dietas depurativas bajísimas en kilocalorías a base de ayunos y caldos de verduras puesto que no me ayudarán.

Es muy preferible tomar fruta entera que zumos, la matriz es diferente ( la fruta tiene mucha más fibra) y el poder saciante de la fruta entera es mayor ( en un vaso de zumo puede ir el equivalente calórico a 3 piezas de fruta pero sin nada de su poder saciante).Tomarse un zumo  natural es saludable pero la fruta entera es preferible.

– En general, ¿debemos desconfiar de los alimentos que se publicitan como súper alimentos?

No existen superalimentos, ningún alimento en sí mismo es mágico ni provoca  efectos espectaculares en nuestra salud. Lo que sí ha demostrado que es beneficioso para nuestra salud es priorizar los alimentos reales y de verdad y consumir más alimentos vegetales y menos animales.

Dr Ramón De Cangas

Dietista-Nutricionista y Doctor en Biología Molecular y Funcional. Académico de Número de la Academia Española de Nutrición y Dietética.

 

Posts relacionados


¿ Existen los super alimentos?. Entrevista para Buena Vida

¿Cómo definirías lo que se conoce como superalimento? Es un término “comercial” para referirse a un alimento con supuestos beneficios extraordinarios para la salud pero realmente el concepto de superalimento no está respaldado por un aval científico, es un término “comercial” no científico. ¿Existe alguno desde el punto de vista nutricional? Aunque cada cierto tiempo […]

19.11.2018
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!