consulta de dietética

La gestión de una consulta de Dietética y Nutrición Humana debe ir encaminada a lograr la excelencia profesional en la praxis sanitaria y en el trato al individuo. La adhesión al tratamiento dietético se logra no sólo con una dieta personalizada bien diseñada sino también con una atención óptima (buen trato, confidencialidad, paciencia, mínima pérdida del tiempo…).

OBTENCIÓN DE RESULTADOS

Dado que el coste para el paciente ha de ser limitado, la práctica profesional se va a realizar en un entorno de recursos limitados en cuanto a tiempo y dinero. La obtención de resultados es una “obligación” pues así lo exige el que paga.  En la consulta de nutrición se debe gestionar con eficacia y eficiencia como en otras ramas sanitarias o médicas (1).

Al acudir a la consulta de un Dietista-Nutricionista, el individuo ya espera que esté en base a su titulación le ofrezca un servicio óptimo desde el punto de vista sanitario, y en tanto en cuanto a que realiza un pago exigirá también una eficiencia en cuanto al aprovechamiento del tiempo, capacidad de mejorar sus conocimientos en nutrición etc…

En la actualidad existen tecnologías que facilitan aunar ambos aspectos, una buena atención desde el punto dietético-nutricional con una atención óptima al individuo como cliente.

El primer punto de contacto del individuo con la consulta privada es la búsqueda de información vía telefónica, mail, web, redes sociales… (o varias combinadas). La información ofrecida debe ser sencilla y clara. El mensaje debe ser único (sea cual sea la fuente de información) y para ello todo el equipo que forma parte de la clínica debe estar bien formado.

 

 

CÓMO ES UNA CONSULTA DE DIETÉTICA Y NUTRICIÓN

Una consulta privada de nutrición es un negocio que debe ser  rentable económicamente, pero esto no debe comprometer la aplicación de lo que podríamos llamar una nutrición basada en la evidencia científica. El concepto de asistencia sanitaria basada en la evidencia surge del de medicina basada en la evidencia que se define como “la utilización consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia clínica disponible, para tomar decisiones sobre el cuidado de cada paciente” (2).

La Nutrición Basada en la Evidencia consiste en la aplicación sistemática de métodos científicamente rigurosos para evaluar la efectividad de la intervención nutricional (terapéutica o preventiva) a nivel individual (3) y a nivel poblacional (4), e incluso se debe de tener en cuenta a la hora de establecer la cartera de servicios ofertados y publicitados.

A nivel de consulta, la utilización de tecnología y software no sólo permite obtener una buena imagen, sino que permite ofertar un servicio más personalizado y conseguir un mejor aprovechamiento del tiempo lo que supone un beneficio para el profesional (menor coste) y para el individuo que contrata sus servicios.

 

TECNOLOGÍA Y SOFTWARE DE UTILIDAD:

  • Calorimetría indirecta para estimar el Gasto Energético en Reposo: La tradicional fórmula de Harris-Benedict es muy usada para calcular el Gasto Energético en Reposo a pesar de que existen evidencias de que lo sobreestima (5,6), algo que ocurre también con otras fórmulas predictivas (7). Si es posible, es preferible utilizar la técnica de la calorimetría indirecta (8).

 

  • Bioimpedancia eléctrica para estimar la composición corporal: Es un método simple, inocuo y reproducible para evaluar la grasa corporal total y la masa libre de grasa. Además es portátil, no invasiva, indoloro, relativamente barato y de resultados inmediatos (9). La Bioimpedancia eléctrica es normalmente utilizada para cuantificar la masa libre de grasa e indirectamente la grasa (10) aunque como puede haber factores que influyen hay que aplicar un protocolo estricto (10, 11) y las ecuaciones de predicción utilizadas se deben adecuar a la población estudiada (12).

 

  • Otras técnicas como infrarrojos o ultrasonidos: La interactancia por infrarrojos, sólo permite determinar la cantidad de grasa presente en el lugar de la medición, no siendo útil en pacientes obesos y aunque fue validada en algunos segmentos poblacionales (13, 14) con esta técnica hay resultados contradictorios (15). Los ultrasonidos se han utilizado para determinar el espesor del tejido adiposo subcutáneo, pero apenas ofrece ventajas sobre el lipocalibre (16).

 

  • Armband para estimar el gasto energético total: Es una forma objetiva de estimar el gasto energético total, es motivante para el paciente y aunque presenta ciertas limitaciones ha sido validado (17).

 

  • Software nutricional: Permite valorar nutricionalmente la ingesta, elaborar dietas más rápido, más precisión, más variedad. Tiene utilidad (18)

 

  • Aplicaciones para tablet y smartphone (recogida de datos nutricionales y de salud, aplicaciones didácticas) y espacios online (secciones específicas y privadas dentro de la web etc…) facilitan la adhesión, privacidad y la educación nutricional. La utilización de nuevas tecnologías mantenidas en el tiempo ayudan a conseguir pérdidas de peso mayores y perdurables respecto a pacientes que reciben el mismo programa pero que no las utilizan (19).

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  • Ortún V: Clínica y Gestión. Med Clin (Barc) 1995, 104:298-300.

 

  • Sackett D, Richarson WS, Rodenberg W, Haylness RB: Medicina basada en la evidencia como ejercer y enseñar la MBE. Madrid. Churchill Livingstone ed, 1997.

 

  • Evidence-based Medicine Working Group. 1992.Evidence-based medicine. A new approach to teaching the practice of medicine. JAMA; 268: 2420-2425. Disponible en URL: http://www.cche.net/usersguides/ebm.asp

 

 

 

  • Garrel DR, Jobin N, De Jonge LH: Should we still use the Harris and Benedict equiations? Nutr Clin Pract 1996, 11(3):99-103.

 

  • Van der Ploeg GE, Jun SM, Withers RT, Modra AC, Keeves JP, Chatterton BE: Predicting the resting metabolic rate of young Australian males. Eur J Clin Nutr 2001, 55(3):145-152.

 

  • Reeves MM, Capra S. Predicting energy requirements in the clinical setting: are current methods evidence based? Nutr Rev 2003; 61:143-151.

 

  • Pinheiro Volp AC, Esteves de Oliveira FC, Duarte Moreira Alves R, Esteves EA,

Bressan J. Energy expenditure: components and evaluation methods. Nutr Hosp. 2011

May-Jun;26(3):430-40.

 

  • Pichard C, Kyle UG, Bracco D, Slosman DO, Morabia A, Schutz Y. Reference values of fat-free and fat masses by bioelectrical impedance analysis in 3 393 healthy subjects.   Nutrition   2000; 16: 245-54.

 

  • National Institutes of Health Technology Assessment Conference Statement. Bioelectrical impedance analysis in body composition measurement. [ New YorK?]: NIHTA, December 12-14, 1994: 1-35.

 

  • Lee SY,Gallagher D. Assessment methods in human body composition. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2008;11(5):566-72.

 

  • Reilly JJ, Wilson J, McColl JH, Carmichael M, Durnin JVGA. Ability of biolectric impedance to predict fat-free mass in prepuberal children. Pediatr Res 1996; 39: 176-179.

 

  • Nassis GP, Sidossis LS. Methods for assessing body composition, cardiovascular and metabolic function in children and adolescents: implications for exercise studies. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2006;9(5):560-7.

 

  • Oreopoulos A, Kalantar-Zadeh K, McAlister FA, Ezekowitz JA, Fonarow GC, Johnson JA, et al. Comparison of direct body composition assessment methods in patients with chronic heart failure. J Card Fail. 2010;16(11):867-72.

 

  • Elia M, Parkinson SA, Díaz E. Evaluation of near infra-red interactance as a method for predicting body composition. Eur J Clin Nutr. 1990; 44: 113-121.

 

  • Borkan GA, Hults DE, Cardarelli J, Burrows BA. Comparison of ultrasound and skinfold measurements in assessment of subcutaneous and total fatness. Am J Phys Anthropol. 1982; 58: 307-313

 

  • Johannsen DL, Calabro MA, Stewart J, Franke W, Rood JC, Welk GJ. Accuracy of armband monitors for measuring daily energy expenditure in healthy adults. Med Sci Sports Exerc 2010; 42: 2134-2140.

 

  • Rodríguez MC, Rodríguez-Mariscal MJ, Martínez JA, Larralde J. [A computer

program for assessing nutritional status and diet preparation]. Nutr Hosp. 1993

Apr;8(4):215-9.

 

 

  • Polzien KM, Jakicic JM, Tate DF, Otto AD. The efficacy of a technology-based system in a short-term behavioral weight loss intervention. Obesity (Silver Spring) 2007; 15 (4): 825-30.

Posts relacionados


Entrevista para ‘Lecturas’ sobre dulces

¿Por qué nos enganchan tanto los dulces?   En las personas adictas a ciertos alimentos, como los dulces, se produce una activación en distintas regiones del cerebro similares a las de los adictos a drogas como la cocaína. Sin entrar en aspectos psicológicos que quedan totalmente fuera del campo de la Nutrición, existen estudios que […]

28.11.2017
Dr. Ramón de Cangas
ramon responde

RAMÓN RESPONDE: ¿Qué consejos dietéticos me daría para la menopausia?

Algunas personas me preguntan cosas a través de las redes sociales o bien a través de las revistas con las que colaboro. Pues bien, responderé algunas por aquí. He aquí la pregunta: ¿ Hace unos meses que se me ha retirado la regla y me da un poco de miedo empezar a engordar. ¿Qué consejos dietéticos […]

22.11.2017
Dr. Ramón de Cangas
mantequilla

¿Y si la mantequilla no fuera tan mala?

Está muy claro que las pautas dietéticas actuales recomiendan evitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas. Sin embargo, la evidencia científica actual sugiere que no todas las grasas saturadas son iguales y que si bien la grasa de las carnes rojas puede ser perjudicial, existen pruebas convincentes de los beneficios cardiometabólicos de los […]

14.11.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!