mercedes mila

He oído decir “el libro de La enzima prodigiosa debió dar en el clavo” o “mala dieta no debe ser porqué Mercedes Milá habló bien del libro”. Pues bien, quizás ese sea uno de los tristes problemas de España…dejarse aconsejar por gente no experta en un campo pero que con su fama es capaz de arrastrar a muchos. Hace poco Mercedes Milá llamó gordo, ninguneó y contrargumentó frente a un catedrático de Bioquímica e investigador como el doctor Mulet.

Pues bien, que un catedrático de Bioquímica e investigador como Mulet haya sido ninguneado por una periodista (cuya rigurosidad y fiabilidad queda totalmente en entredicho cuando no sabe cómo acudir a fuentes de información veraces y fiables) como Mercedes Milá, indica hasta qué punto mal van las cosas en una sociedad dónde los famosos televisivos son cada vez más grandes y soberbios y admirados y pagados y los que de verdad contribuyen a los avances de la sociedad y al progreso son cada vez menos respetados, admirados, valorados y pagados. Es decir, es el mundo al revés con una cada vez menor cultura del esfuerzo.

Qué Mercedes Milá se limite a hacer lo que tiene qué hacer que es periodismo (aunque si no sabe acudir a fuentes veraces tiene un grave problema como periodista) y que deje a los científicos y académicos hablar de ciencia. Sus opiniones (las de Mercedes) no son broma, pueden confundir a la población y poner en juego la salud pública. Debería retractarse y pedir disculpas. Acabar con la dietas milagro como esta es cuestión de todos.

EL LIBRO DEL QUE HABLA MERCEDES MILÁ

El título del libro para ser un libro de divulgación es curioso. Una enzima es una proteína (o un ARN) que puede catalizar una reacción química. Pero los milagros no existen y no hay enzimas prodigiosas. Podríamos pensar que el título sólo busca llamar la atención y eso podríamos hasta justificarlo, pero los subtítulos son totalmente pseudosanitarios y alarmantes porque juegan con la ilusión de la gente  diciendo cosas como “una forma de vida sin enfermar”.

Además en el libro se dice que es “una dieta del futuro que evitará enfermedades cardíacas, curará el cáncer”… este es el léxico habitual de los métodos milagro que tanto daño hacen a las personas por la pérdida de tiempo, dinero e ilusión que producen.

El libro está escrito por Hiromi Shinya, que según se dice es un prestigiosísimo cirujano del sistema digestivo (el argumento de que es un prestigioso médico lo repite muchísimo). En el libro comenta que ha visto el sistema digestivo de cientos de miles de personas en 45 años de médico, pero una cosa es ver intestinos con sus ojos y otra cosa es hablar del metabolismo, de rutas bioquímicas etc… que obviamente no son visibles a los ojos.

 

ERRORES CIENTÍFICOS DEL LIBRO DE LA ENZIMA PRODIGIOSA

El cirujano afirma por ejemplo sin aportar ningún tipo de evidencia científica que la distribución de los dientes de nuestra mandíbula nos da una idea de nuestra dieta ideal y habla de unos porcentajes determinados de vegetales etc…. Es más, este hombre dice que las emociones pueden cambiar el ADN (como si Lamarck tuviera razón) y llega a afirmar que el agua con cloro está oxidada y que hay que el agua pura es reductora (¿de dónde saca esto?).

Es muy curioso y llamativo que un cirujano y no un bioquímico o un biólogo hable de información genética, metabolismo, enzimas etc… Es curioso que un cirujano y no un Dietista-Nutricionista hable de alimentación y dietas. Esto es tan curioso como que un oculista escribiera un libro sobre otorrinolaringología (por poner un ejemplo). Sin embargo siempre podemos pensar que este hombre o su equipo se han documentado bien, han realizado una exhaustiva búsqueda bibliográfica y por tanto ha aprendido y va a decir cosas con sentido común.

LOS MILAGROS NO EXISTEN

Sin embargo este hombre dice que siguiendo sus recomendaciones nadie ha sufrido una recaída del cáncer e insiste en que ha logrado curar incluso enfermedades no relacionadas con el aparato digestivo. Obviamente los milagros no existen, no habiendo fumado nunca ni estando expuesto a humos contaminantes y viviendo en un paraíso aislado el riesgo cero de padecer cáncer de pulmón no existe (aunque obviamente será mucho menor que en un fumador).

Los absolutos no existen, las exageraciones son eso, EXAGERACIONES. El cáncer es el precio que hay que pagar por la evolución (puesto que no deja de ser una mutación y la tasa de mutaciones nunca es cero y por ello existe la evolución).

Este hombre, con total ausencia de base científica es capaz de afirmar que en base a sus observaciones (¿qué observaciones puede hacer sin ser bioquímico y sin realizar pruebas bioquímicas de laboratorio simplemente observando intestinos…?) que todos partimos de una cierta cantidad de enzimas madre las cuales a lo largo de nuestra vida van originando las distintas enzimas que nuestro cuerpo necesita.

QUÉ SON LAS ENZIMAS

Por tanto, y creyendo esta ridícula hipótesis, una mala alimentación (alcohol, mucha carne….) hace que se vayan agotando las enzimas y esto acabará dando lugar a problemas. Por eso, según él, hay que consumir alimentos que no los agoten y también alimentos que aporten muchas enzimas. Esta aseveración indica un profundo y total desconocimiento de los aspectos bioquímicos de nuestro organismo.

Las enzimas no son un combustible ancestral, no es gasolina que está en un depósito y que se acaba, las enzimas están codificadas en nuestro material genético (ADN) y están muy reguladas y los genes que las codifican se van expresando según se van necesitando dichas enzimas. Además, decir que se pueden adquirir enzimas con la dieta indica también una total ignorancia ya que los alimentos son digeridos y las enzimas son proteínas y se hidrolizan y son absorbidos en el intestino como aminoácidos.

Habla de que varios antioxidantes juntos se transforman en un tanino (¿de dónde ha sacado esto?) o que el huevo produce alergia. Sin embargo no cita que productos vegetales como el kiwi, la piña, los frutos secos o el albaricoque o el melocotón también dan bastantes problemas de alergia y eso no lo comenta y así un montón de afirmaciones sin el más mínimo rigor científico…

Y ya para rematar, el libro habla mal de los lácteos y dice que la leche causa inflamación. Obviamente la evidencia científica favorable al consumo de lácteos es brutal, y en los últimos años especialmente, y sobre todo más en el caso del yogur.

En mi opinión es un libro sensacionalista que sólo busca vender que dice afirmaciones falsas y sin base científica. Su lectura puede confundir a la gente.

 

Posts relacionados


nutrición

No al miedo en nutrición

Meter miedo a la gente da muchos seguidores, decir que un yogur es saludable no atrae pero decir que las empresas lácteas dan dinero al estado o a la ciencia para promocionar el consumo de lácteos y que estos provocan cáncer da mucho seguidor.

01.08.2017
Dr. Ramón de Cangas
Dieta Detox

Artículo para ‘Lecturas’ sobre Dieta Detox

Todos tenemos muy claro, porque es de sentido común, que una ingesta demasiado elevada de grasas, sodio, alcohol, azúcares simples… no es muy beneficiosa para nuestra salud hepática, renal, cardiovascular y metabólica.

23.07.2017
Dr. Ramón de Cangas
obesidad y diabetes tipo 2

1º Congreso Científico Hispanoamericano sobre Nutrición y Salud: la obesidad y diabetes tipo 2

Este año (2017) organizamos (el 27 y 28 de octubre) el I Congreso Científico Hispanoamericano sobre Nutrición y Salud: La Obesidad  y diabetes tipo 2 que será el primero de una serie de congresos internacionales que tendrán lugar en diferentes lugares de México.

20.07.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!