En el pasado algunos estudios han reportado resultados contradictorios sobre la asociación entre la ingesta de productos lácteos y el cambio de peso y la obesidad aunque en los últimos años la evidencia de que los lácteos pueden ayudar a incrementar la pérdida de grasa corporal especialmente dentro de dietas hipocalóricos es cada vez mayor. Así mismo existen metaanálisis que relaciona el consumo de lácteos con un mejor control de peso. Sobre todo esto ya he hablado en mi blog en varios artículos.

Lo que sí que es cierto es que sólo unos pocos estudios prospectivos han investigado el papel del consumo de productos lácteos en relación al cambio de peso, al riesgo de obesidad o  sobrepeso, y respecto a si todo esto depende o no del peso corporal inicial.

Sin embargo en 2016 se ha publicado precisamente un estudio (*) encaminado a investigar cómo la ingesta de productos lácteos estaba asociada con el cambio de peso y el riesgo de obesidad o sobrepeso en mujeres que parten inicialmente de un peso normal. Se trató de un estudio con más de 18.400 mujeres (procedentes del Estudio de Salud de las Mujeres) de más de 45 años de edad y tras comprobar los resultados los autores pudieron concluir que un mayor consumo de productos lácteos puede ser de importancia en la prevención del aumento de peso en mujeres de mediana edad y ancianas que parten inicialmente de un peso normal.

Son tantos y tan contundentes los estudios que indican que los lácteos no solamente no son un problema para el control de peso sino que son una ventaja ( ayudan a prevenir la obesidad y a perder más grasa) que no es sostenible el falso mito de que los lácteos facilitan el aumento de grasa corporal. A día de hoy sostener esa creencia es ir totalmente en contra de la evidencia científica y ser un militante antilácteos, y militancia y ciencia no son nunca compatibles.

(*)Rautiainen S, Wang L, Lee IM, Manson JE, Buring JE, Sesso HD. Dairy consumption in association with weight change and risk of becoming overweight or  obese in middle-aged and older women: a prospective cohort study. Am J Clin Nutr. 2016 Feb 24. pii: ajcn118406.

Posts relacionados


Frutos secos y peso corporal

Los frutos secos poseen una elevada densidad energética, lo que predispone a relacionarlos con un incremento del peso corporal. Es decir, aportan muchas kilocalorías derivadas principalmente de su riqueza en grasas. Sin embargo, diferentes estudios relacionan el consumo de frutos secos con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, metabólicas, cáncer y otras patologías (1-4). Aunque […]

01.05.2018
lacteos

Respuesta a pregunta a Ramón De Cangas sobre los lácteos

Pregunta de Alumno anónimo: Me permito compartir una apreciación. Aunque los lácteos son una buena fuente de calcio y proteínas, recomendar su consumo a toda la población puede ser controversial. El video acerca de los lácteos es muy interesante, pero el conferencista menciona que no hay asociación entre consumo de leche y cáncer, eso para […]

26.03.2018
yogur

Componentes de los lácteos con efectos interesantes

Los lácteos son un grupo de alimentos muy interesantes. No todos los lácteos son iguales pero la realidad es que su consumo habitual ( sobre todo de yogur) se  ha relacionado con un menor riesgo cardiovascular y metabólico y con un mejor control de peso. Sobre eso he hablado ya muchas veces en diferentes post. […]

13.02.2018

Comentarios


Encantada de seguirle. Le conozco a través de una colega nutricionista que me lo recomendó.
Me interesa de siempre el tema de los lacteos y nunca me ha convencido tanta controversia pseudo-científica. Es un grupo estigmatizado por diferentes sectores que parecen seguir una moda o una clara manía y animadversión injustificada.
Me ha aclarado puntos muy interesantes con rigor, que es lo que se necesita para contrarestar el general exceso de «mala» información de la población (a mi también me llegan clientes día si y día también demonizando a los lacteos).
Me gustaría si pudiera usted aclararme el tema que relaciona el aumento de la hormona IGF-1 por el consumo de leche de vaca. Y su incidencia en cáncer, e incremento de procesos inflamatorios.
Todo lo que he leído me resulta alarmante por un lado, y dudoso por otro.
Muchas gracias, un placer poder leerle.

carme mateu alborch

Hola Carmen, esa hipótesis se planteaba como resultado de ciertos estudios epidemiológicos en los que se relacionaba el consumo de leche con un ligero incremento del riesgo de cáncer. Pero un reciente metaanálisis ( mucha más evidencia que un estudio epidemiológico) lo desmiente. Un placer saludarle Carmen!

Dr. Ramón de Cangas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!