mal aliento

El mal aliento se asocia en muchas ocasiones a una deficiente higiene bucodental , pero no se debe de olvidar que siempre hay que consultar con un médico porque también puede ser síntoma de ciertas patologías.

Consejos para combatir el mal aliento

Algunos consejos dietético-nutricionales que se puede ofrecer para ayudar a combatir este problema son:

 

Evitar alimentos muy secos

 

Incrementar el consumo de ensaladas

 

Consumir alimentos tipo cítricos que camuflan el mal olor y que por su riqueza en ácido cítrico estimulan la producción de saliva

 

Beber agua abundante (que podemos aromatizar con hojas de mentol por ejemplo ya que el mentol nos ayuda a tener un mejor aliento) o infusiones aromáticas no azucaradas

 

Mascar chicles sin azúcar para favorecer la salivación

 

Utilizar en la cocina especias y hierbas aromáticas como canela, romero, tomillo, menta, hierba luisa, laurel… también el hinojo el anís o la manzanilla pueden servir de ayuda.

 

alimentos para combatir el mal aliento

¿Qué compuestos tienen el ajo y la cebolla?

Algunos alimentos como el ajo y la cebolla presentan en su composición una serie de compuestos azufrados que actúan como precursores de diversos compuestos volátiles. Precisamente por ello tienen el fuerte olor y sabor característicos.

Entre estos compuestos hay sustancias como S-alcenil sulfóxidos de cisteína, que en el caso de la cebolla (y gracias a la enzima alinasa) libera algunos ácidos como  ácidos sulfénicos los cuales se degradan originando diversos compuestos de fuerte y característico olor y sabor.

En el  ajo ocurre algo similar, si no se corta o parte, el olor es débil pero al romper el ajo la alinasa degrada al aminoáciodo alina y lo convierte en alicina la cual a su vez se degrada en en disulfuro de dipropenilo que da al ajo su característico mal olor.

Por ello, por este tipo de compuestos, al comer ajo y cebolla padecemos mal aliento durante un cierto periodo de tiempo, algo que todavía es más potenciado en el ajo porque al ingerir alicina se origina en nuestro organismo un compuesto, el metilmercaptano cuyo olor es también muy desagradable. Al cocinar el ajo y la cebolla una gran parte de estos compuestos se eliminan y por tanto el efecto es mucho menor.

 

Posts relacionados


nutricionista

¿Qué debo estudiar si quiero ser nutricionista?

Bastantes personas jóvenes me siguen preguntando sobre cómo estudiar nutrición para dedicarse profesionalmente y otras me preguntan cómo saber si el profesional que les atiende es el adecuado. Se confunde el término Dietista-Nutricionista con el de Nutriólogo o con el de Médico Nutriólogo etc…

23.10.2017
Dr. Ramón de Cangas

Todo lo que siempre quisiste saber sobre alimentación y menopausia

Los cambios hormonales, como la menopausia, provocan efectos y pueden influir en una reducción de la masa muscular (se reduce el metabolismo basal y es más fácil ganar grasa corporal), incremento de la grasa corporal total, en una mayor acumulación en la zona abdominal (y por tanto más riesgo cardiovascular y metabólico) así como en […]

18.10.2017
Dr. Ramón de Cangas
leche

La leche: una muy sana y rica elección

El consumo de productos lácteos tiene lugar en la historia de la humanidad desde el momento de la aparición de la ganadería. Cuando el hombre abandonó la estrategia de recolectar y cazar empezó a dedicarse a la agricultura pero también a criar ganado. De sentido común es pensar que criar ganado llevó a descubrir el […]

16.10.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!