sol y dieta

Este post, viene a colación de un artículo que me llamo la atención cuando lo leí hace unos años. Y ahora ya en verano y con el sol pegando fuerte, puede resultar de interés.

El incremento en la incidencia de melanoma:

Según la mayoría de los registros de cáncer la incidencia del melanoma cutáneo ha ido en aumento desde hace varias décadas. Aunque el sol obviamente es un factor muy importante de riesgo para el desarrollo de este tipo de cáncer y es por ello por lo que se deben de seguir a rajatabla los consejos de los dermatólogos en cuanto a evitar el riesgo de la exposición irresponsable al sol, según algunos estudios la correlación del melanoma con la luz ultravioleta no es tan elevada como otros tipos de cáncer de piel (1). La correlación más fuerte es la predisposición genética, de hecho el riesgo en familiarias primarios de pacientes con melanoma y que están a tratamiento con fotoquimioterapia (psoraleno 8-metoxi en combinación con la radiación ultravioleta A) está bastante aumentado. Los psoralenos y las furocumarinas, son fototóxicos y fotocarcinogénicos, el motivo es que se intercalan en el material genético de nuestras células favoreciendo las mutaciones. Lo curioso es que en realidad las furocumarinas son fitoalexinas botánicas que se encuentran en diversas verduras y frutas, en unas más que otras pero destacan, por su riqueza, los cítricos, los higos, el apio, chirivía y el perejil (2).

Niveles de furocumarinas:

Cuando los niveles de éstas furocumarinas presentes en nuestra dieta son bajos no suponen un problema. Sin embargo en los últimos 50 años el consumo de cítricos (como tales o en forma de zumos) se ha incrementado de forma considerable y según algunos autores (1) esto podría suponer un riesgo. Así por ejemplo, en el llamado estudio de las enfermeras, solamente beber jugo de naranja (que es un claro indicativo de la preferencia en la dieta de los cítricos), se asoció positivamente con el aumento significativo del riesgo de desarrollar melanoma.

Pues bien, derivado de todo esto comentado, algunos autores han planteado la hipótesis de que al margen del incremento de la exposición a la luz ultravioleta (que es un riesgo muy claro para nuestra salud y por tanto debemos practicar una exposición responsable y con protección adecuada) una parte del aumento en la incidencia de melanoma cutáneo pueden estar relacionada con aumentos en la ingesta furocumarinas dietéticas (1). De todas formas como su propio nombre indica son fotocarcinogénicos, con lo cual protegerse de la luz ultravioleta sigue siendo la mejor opción de prevención.

Pero, ¿realmente estamos muy expuestos a estos productos?

Que las furocumarinas son fototóxicas y fotogenotóxicas, en combinación con la luz ultravioleta (2), parece que está bastante claro. Pero hay otras sustancias de las que se suele hablar menos pero a las que algunos autores también consideran fototóxicas (2)  como el  limettin (derivado de la cumarina que se encuentra principalmente en limas y limones).

Respecto a las furocumarinas es difícil  realizar cálculos de niveles de ingesta. Algunas estimaciones consideraban que puede que la exposición diaria promedio en varios países podría situarse entre 1,2 a 1,45 mg y que además la principal contribución a la exposición diaria pueden ser las bebidas no alcohólicas con sabor a cítricos. Un estudio publicado en 2010 (2) analizó los niveles de furocumarinas y limettin en diferentes bebidas y efectivamente como resultado de dichos análisis se concluyó que el jugo de pomelo y otros cítricos son la principal fuente de exposición a furocumarina en una dieta occidental, aunque afortunadamente parece que la exposición dietética media de furocumarinas es de aproximadamente 3 veces menor que lo estimado previamente, es decir, en el rango de 548 y 2237 microgramos al día para el consumidor medio y alto, respectivamente.  Respecto al limettin derivado de la cumarina se encuentra principalmente en productos de lima y por tanto su ingesta es bastante menor.

Por tanto, si esta hipótesis fuera cierta (que el incremento de melanomas pudiera en parte deberse a la suma de tomar excesivo sol junto a una ingesta elevada de furocumarinas dietéticas) tomar grandes cantidades de cítricos y combinarlo con exposición a luz ultravioleta sería especialmente peligroso, máxime cuando mucha gente en verano incrementa la ingesta de cítricos en la creencia de que por su riqueza en carotenos eso le ayuda a protegerse.

Mi recomendación

Sea como fuere como la recomendación en toda la población es protegerse de la luz ultravioleta. Este consejo (protegerse) no cambia y sigue siendo válido incluso aunque esta hipótesis fuera cierta. Por tanto el consejo no sería tomar menos cítricos, sino el consejo de siempre, tomar poco el sol y siempre protegido y siguiendo las indicaciones de los dermatólogos. Aun así en ciertos periodos como verano tampoco pasaría nada por consumir otros tipos de fruta aprovechando además que son periodos en los cuales existen todo tipo de frutas de temporada (albaricoques, cerezas, ciruelas. etc.).

De todas formas no hay que alarmarse por el tema de las furocumarinas ya que algún estudio publicado ha concluido que en el caso del zumo de pomelo, por ejemplo ( el zumo de pomelo que las tiene y que se consideraba por ello que podría tener un efecto fototóxico considerable) las propiedades fototóxicas están sobreestimadas (3)

Bibliografía:

1) Sayre RM, Dowdy JC. The increase in melanoma: are dietary furocoumarins responsible? Med Hypotheses. 2008;70(4):855-9

2) Gorgus E, Lohr C, Raquet N, Guth S, Schrenk D. Limettin and furocoumarins inbeverages containing citrus juices or extracts. Food Chem Toxicol. 2010 Jan;48(1):93-8.

3) Messer A, Raquet N, Lohr C, Schrenk D. Major furocoumarins in grapefruit juice II: phototoxicity, photogenotoxicity, and inhibitory potency vs. cytochrome P450 3A4 activity. Food Chem Toxicol. 2012 Mar;50(3-4):756-60.

 

Posts relacionados


Frutos secos y peso corporal

Los frutos secos poseen una elevada densidad energética, lo que predispone a relacionarlos con un incremento del peso corporal. Es decir, aportan muchas kilocalorías derivadas principalmente de su riqueza en grasas. Sin embargo, diferentes estudios relacionan el consumo de frutos secos con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, metabólicas, cáncer y otras patologías (1-4). Aunque […]

01.05.2018
Dr. Ramón de Cangas
nutrición

Entrevista para “Lecturas” sobre Nutrición y flacidez

Al llegar a los 40 la piel empieza a perder tono y luminosidad. Esto sucede porque las células de la piel que fabrican colágeno y elastina, encargadas de su firmeza, disminuyen. En algunas zonas además se nota más porque a este deterioro se suma una pérdida de masa muscular y un incremento de la grasa […]

20.03.2018
Dr. Ramón de Cangas

Entrevista para ‘Lecturas’ sobre dulces

¿Por qué nos enganchan tanto los dulces?   En las personas adictas a ciertos alimentos, como los dulces, se produce una activación en distintas regiones del cerebro similares a las de los adictos a drogas como la cocaína. Sin entrar en aspectos psicológicos que quedan totalmente fuera del campo de la Nutrición, existen estudios que […]

28.11.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!