refresco

Recientemente ha salido a la palestra la noticia de que Francia prohibirá que los establecimientos ofrezcan tarifa plana de refrescos, es decir pagar una vez y beber todo lo que se quiera.

Muchas personas a través de las redes sociales se muestran partidarias de implantar esta medida en España (donde ya se han subido los impuestos a los refrescos) con objeto de ayudar a reducir la obesidad y el sobrepeso. Obviamente si bebo menos refrescos azucarados pues entonces ingeriré menos kilocalorías cargadas de azúcares simples y por tanto es una ayuda en la pérdida de peso. No hace falta ser muy listo para darse cuenta.

Pero forzar cambios de hábitos de golpe de leyes restrictivas no lo considero en nada positivo, porque ya puestos con la disculpa de que es bueno para nuestra salud se podría incrementar de forma brutal el impuesto a pizzas, hamburguesas, pasteles, tartas etc… y elevar los impuestos ( ya existentes) a las bebidas azucaradas o prohibirlas directamente, se podría prohibir el consumo de alcohol en nuestro país y se podría obligar también por ley a participar en una hora de instrucción física a la semana y disparar el coste de coches y todavía más de la gasolina para que la gente camine más etc…O podemos prohibir la existencia de ascensores (salvo para personas con discapacidad) y escaleras mecánicas, hamburgueserías, pizzerías, pastelerías, panaderías ( y a algunos les haríamos felices si no comemos pan porque lo denostan) discobares y podemos fomentar los centros sociales comunales en los que todos en armonía vayamos a comer frutas y verduras-hortalizas que el estado nos regalará mientras líderes de las redes sociales convertidos en visionario nos ofreces charlas sobre veganismo, sobre lo mala que era la industria alimentaria en el antiguo “régimen” y lo felices que somos así y también sobre cómo educar a nuestros niños, sobre qué religiones debemos seguir o sino debemos seguir ninguna, incluso que políticos debemos denostar y otra serie de aspectos. Ya me imagino su mundo ideal con niños que celebran un cumpleaños en el cual el agua es la única bebida, donde las velas ( elaboradas con resinas vegetales que garantizan la sostenibilidad) no se ponen insertadas en tartas ( ¡ por Dios las tartas están plagadas de azúcar!, ¡ y por Dios el lácteo de la tarta no es necesario!) sino en rodajas de piña y en tomates y donde no se ponen películas de Disney porque a lo mejor Disney está contaminada porque en el pasado hubo chocolatinas que llevaban sus personajes. Y puede que los carteles que adornan la sala del cumpleaños pongan una foto gigante y muy bien hecha de una tarta suculenta con el siguiente texto: ” Niños, una tarta como las que se comían en el pasado equivale a: ¡¡ 12.300 terrones de azúcar!!!”

La gente tiene derecho a tomar sus propias decisiones, la gente debe estar bien formada y bien informada para ello, pero debe elegir libremente. La gente tiene derecho a ser libre y cuando está bien formada, informada y advertida su elección es libre. Las administraciones deben garantizar la formación nutricional de la población con planes educativos en todos los segmentos poblaciones, con la presencia de dietistas-nutricionistas en colegios, institutos y universidades para formar a la población, con planes formativos en centros sociales, en televisiones, en prensa, en radios, en las redes sociales a través de cuentas oficiales etc…con la presencia de dietistas-nutricionistas en atención primaria a disposición de la población entre otras muchas cosas. Una persona bien informada es una persona que sabe elegir de forma consciente. Si alguien desea comer todos los días chorizo debemos advertirle de que no es saludable pero si aun así lo sabe, está formado, y aun así desea seguir tomándolo es su problema. Podemos decir que si enferma el coste de su enfermedad se lo pagamos todos, pero prefiero pagar más impuestos para costear las enfermedades que adquiere quien sabiendo que comer mal supone un riesgo que vivir en el mundo que algunos sugieren por twitter.

Si las administraciones se preocupan de verdad por nuestra salud que introduzcan al Dietista-Nutricionista en atención primaria, en todos nuestros hospitales… y que eduquen a la gente en nutrición desde la infancia con Dietistas-Nutricionistas en los colegios y entonces seguro que el consumo de todo este tipo de alimentos disminuye, pero claro eso supone gastar dinero no recaudarlo, los milagros no existen. Por supuesto, la industria alimentaria a veces confunde con publicidad engañosa, eso hay que cortarlo de raíz y eso es gratis también.

Posts relacionados


nutricionista

¿Qué debo estudiar si quiero ser nutricionista?

Bastantes personas jóvenes me siguen preguntando sobre cómo estudiar nutrición para dedicarse profesionalmente y otras me preguntan cómo saber si el profesional que les atiende es el adecuado. Se confunde el término Dietista-Nutricionista con el de Nutriólogo o con el de Médico Nutriólogo etc…

23.10.2017
Dr. Ramón de Cangas

Todo lo que siempre quisiste saber sobre alimentación y menopausia

Los cambios hormonales, como la menopausia, provocan efectos y pueden influir en una reducción de la masa muscular (se reduce el metabolismo basal y es más fácil ganar grasa corporal), incremento de la grasa corporal total, en una mayor acumulación en la zona abdominal (y por tanto más riesgo cardiovascular y metabólico) así como en […]

18.10.2017
Dr. Ramón de Cangas
leche

La leche: una muy sana y rica elección

El consumo de productos lácteos tiene lugar en la historia de la humanidad desde el momento de la aparición de la ganadería. Cuando el hombre abandonó la estrategia de recolectar y cazar empezó a dedicarse a la agricultura pero también a criar ganado. De sentido común es pensar que criar ganado llevó a descubrir el […]

16.10.2017
Dr. Ramón de Cangas

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!