kinder

Este artículo viene al caso ante la noticia de que en Chile han prohibido el Kinder Sopresa (en realidad la noticia que sale en la prensa dice eso como titular pero lo que hay es una serie de limitaciones para que no haya «gancho», juguete, etc..). No pretendo entrar en polémicas, y personalmente respeto totalmente la opinión de quieres consideran adecuada la decisión de Chile y lo que aquí expreso es simplemente una visión y reflexión personal sobre el tema, reflexión y opinión que puede ser errónea, pero que es tan respetable como lo son las otras.

Nunca fui amigo de las prohibiciones, pero entiendo que la prohibición es una necesidad y que tiene sentido y es útil e imprescindible para garantizar la convivencia común y permitir la vida en sociedad (límites de velocidad, prohibido conducir con alcohol, prohibido fumar en lugares cerrados junto a otras personas no fumadoras). Tuve un abuelo con el que conviví mucho y que era tan amante de una libertad tan ideal como inalcanzable que le brillaban los ojos sólo con pronunciar u oír la palabra libertad y quizás por eso me ha quedado marcado ser un rebelde frente a prohibiciones que considero no justificadas (puedo equivocarme obviamente y ser justificadas) que coartan, bajo mi punto de vista, la libre elección de la gente. Por eso este artículo va más allá del aspecto nutricional, tiene más que ver con mi forma de pensar y de ver la vida que con la nutrición y eso es algo que no suelo hacer en mi Blog pero lo haré en esta ocasión.

Como ya dije, respeto profundamente y entiendo perfectamente las opiniones de aquellos compañeros de profesión que defienden y aplauden hechos como que en Chile se haya prohibido el Kinder Sorpresa (y no son pocos los que están a favor de dicha prohibición), pero aun entendiendo y respetando esas opiniones tengo que decir que en este caso estoy en desacuerdo con ellos y que soy contrario a prohibiciones de ese tipo. Yo abogo por el mensaje positivo y por la promoción de los alimentos saludables.

Está clarísimo que el Kinder Sorpresa no es una elección saludable, no hay lugar a dudas de que su consumo frecuente no es en absoluto saludable y es más que evidente que al llevar una sorpresa-regalo dentro actúa como un gran reclamo para los niños. Pero una vez dicho esto tengo más que claro que lo que hay que hacer es formar en nutrición a los padres y formar en nutrición a profesores y niños (mediante una asignatura de nutrición en los colegios). La mejor herramienta para elegir las opciones saludables es precisamente estar formado, una sociedad formada es una sociedad que sabe elegir y la sociedad debe ser formada en salud y específicamente en nutrición. Si los padres tienen claro, si los profesores tienen claro y si los niños oyen una y otra vez que un producto como Kinder Sorpresa es un producto que sólo se debe consumir ocasionalmente para días muy especiales no supone problema alguno. Yo fui niño, como todos, y yo comí Kinder Sorpresa y me encantaba recuerdo perfectamente la ilusión que me hacía comer el huevito de chocolate mientras abría la sorpresa y la construía con mis manos de niño y no hay nada de malo en eso y no fue un problema para mí porque mis padres me daban un Kinder Sorpresa muy ocasionalmente y me dejaban claro que era algo muy especial y muy poco frecuente y por ello yo tuve claro que era algo ocasional, ¿ y cual es el problema de esto?.

Se debe tratar de conseguir que las empresas dispongan en el mercado de alternativas saludables, que los restaurantes también, se debe formar en nutrición en los colegios para que sepamos lo que es bueno o malo para nuestra salud, deben existir campañas de formación en nutrición para padres y para población en general para que las personas sepan elegir las opciones más recomendables, pero eso no quiere decir que no haya opciones para disfrutar, que no haya opciones cuyo consumo habitual pueda suponer un riesgo para nuestra salud pero cuyo consumo ocasional nos permita gozar de algo especial sin que eso suponga un riesgo . En mi opinión regular el tamaño de un menú, prohibir que exista un huevo de chocolate con un juguetito dentro para los niños, etc. está de más y coarta la libertad de las personas. Todos fuimos niños y a todos nos hizo ilusión abrir un huevo kinder y no creo que eso sea un trauma o algo gravísimo. Un día es un día.

Soy Dietista-Nutricionista y no seré yo el que defienda los bollos, snacks, alimentos con juguete para reclamos de los niños, cadenas de hamburgueserías, etc. pero tampoco seré yo el que esté al lado de quien lo prohíba. Llevo años y años sin comprar un huevo Kinder Sopresa, pero quiero tener derecho a que si quiero comprarlo lo pueda comprar, porque comprándolo o comiéndomelo no hago daño a nadie. Llevo años y años sin probar una hamburguesa de Mc Donalds pero si un día quiero tomarme una tamaño XXL cargada de mayonesa para celebrar que mi equipo de fútbol ha ganado la liga nadie tiene por qué impedírmelo porque no hago daño a nadie.

Habrá gente que diga que el consumo habitual de ese tipo de alimentos incrementa el sobrepeso y la obesidad y eso supone un coste sanitario que es un coste para todos, pero nadie propone un consumo habitual de ese tipo de alimentos. Lo que hay que hacer es formar a la gente para que sepa que eso se puede comer de forma ocasional, lo que hay que hacer es que los padres dejen claro a sus hijos (y prediquen con el ejemplo) que el Kinder Sorpresa es para días muy especiales y que por tanto sólo se lo van a comprar muy ocasionalmente, para disfrutar. Ya sé que utilizar un juguetito para fomentar el consumo de un alimento puede ser controvertido, pero un huevo de chocolate (que por cierto sabe bien digan lo que digan) que trae una sorpresita (¡por Dios todos hemos sido niños!) no es algo tan grave (desde mi punto de vista, recuerdo que respeto todas las opiniones). Educando en la moderación y dejando claro que eso es algo puntual no debe de haber problema alguno.

Un estado que prohíba ciertos alimentos, un estado que limite tamaño de raciones, un estado que no permita que un huevo de chocolate lleve un juguetito es un estado que suena claramente a lo que suena, no hay otra.

Y tras años sin comerme un Kinder Sopresa en cuanto tenga tiempo me voy a ir a comer uno no vaya a ser que lo prohíban y no pueda comerlo más porque «cuando las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojar».

Vuelvo a decir que respeto a los compañeros que comparten la prohibición, entiendo muy bien sus argumentos y puede que yo esté equivocado y tengan toda la razón del mundo, pero en este caso discrepo de ellos (eso sí desde un profundo respeto) por motivos muy diferentes a los nutricionales. Obviamente como Dietista-Nutricionista nunca pautaré ese tipo de alimentos en una dieta infantil, ni jamás fomentaré su consumo (tampoco como ciudadano, pero yo no impediría que existir existan). No considero necesaria la prohibición, en todo caso antes de llegar a eso basta con subir los impuestos para limitar su consumo (algo con lo que tampoco estaría muy de acuerdo pero antes que la prohibición total al menos sería preferible. Yo creo que mucho antes que penalizar se debe fomentar la educación nutricional).

Te animo a seguirme en mis redes sociales y continuar informado sobre temas de salud, nutrición y dietas. Estoy en Instagram,Twitter, Facebook y Youtube.

Posts relacionados


deglucion

¿Osteoartritis de rodilla y Obesidad?. La dieta puede ayudarte

Las personas con osteoartritis de rodilla se pueden beneficiar de la pérdida de peso ya que la menor carga sobre la articulación puede aliviar los síntomas. Sin embargo, aparte de esto, la obesidad y la osteoartritis de rodilla ( que son dos de las enfermedades crónicas más comunes) pueden estar relacionadas. La obesidad aumenta el […]

07.01.2020

Entrevista para la revista HOLA sobre las gambas

– ¿Por qué es tan peligroso chupar las cabezas de gambas?, ¿Da igual que sean frescas, congeladas….?. – Esta recomendación es para todos? es decir, niños, adultos, ancianos? Lo que supone un riesgo es consumirlo de forma frecuente. Como no es algo habitual, sino puntual, no suele ser un problema. En realidad en las cabezas […]

26.12.2019

Entrevista sobre el alcohol

¿ Qué me puede decir sobre la resaca? La resaca ( o veisalgia) en realidad es una sensación de malestar general, marea, nauseas, molestias gastrointestinales, sensación de sequedad en la boca que tiene lugar tras beber bebidas alcohólicas en exceso y que generalmente aparece unas horas después de haber dejado de beber alcohol pero que […]

18.12.2019

Comentarios


Buenas doctor.

Nada, únicamente matizar unas cosillas desde mi punto de vista.

Si está familiarizado con la investigación científica, seguro que conoce «the cafeteria diet». Es lo que le suelen dar a los ratones para que engorden rapidamente. Y así lo hacen, es extremadamente fácil. La dieta fue «diseñada» en 1976 por Anthony Sclafani, y simplemente fue al super a comprar la comida que a la gente la gusta, la más palatable. Compró leche condensada, galletitas, mantequilla de cacahuete, y cómo no….chocolate. Y Sclafani le dio a los ratones la comida «humana». ¿Qué paso? Que inmediatamente dejaron de comer su comida. De hecho ya no la querían, y estaban dispuestos a pasar un inmenso frio y dolor, solo por volver a comer la comida «humana», que por cierto, les hacia comer sin parar y se obesos al poco de tiempo.
Es cierto que no somos ratones, somos seres humanos racionales, pero si analizamos en papers los alimentos de los que se abusa cuando se está deprimido, o cuando se tienen crisis de ansiedad, son los mismos que los que comían los ratones. A veces nos dejamos llevar por el instinto, dejamos que la comida nos «recompense».
Sinceramente creo que el mensaje de come de todo con moderación, o educa y luego permite todo y que la gente elija es como coger una pistola de 6 balas ponerle una y empezar a disparar. Una ruleta rusa. ¿Acaso no conoce usted dietistas obesos? ¿Crees que no saben lo que deben de comer?¿Acaso son obesos por inflarse a verduras y a fruta? Efectivamente están muy educados, saben lo que es «bueno» y lo que no lo es tanto, pero a pesar de ello siguen comiendo más comida procesada de la que deben. La educación no puede ser la única solución, y el mensaje de la responsabilidad tampoco. La obesidad es un fenómeno mucho más complejo.
¿Es la prohibición el camino? Es dar mensajes de cuándo las barbas de tu vecino veas cortar por las tuyas a remojar…voy a comprarme un kinder a ver si lo prohíben responsable???

Personalmente no estoy de acuerdo con la prohibición de alimentos (aunque aquí hay mas que eso, es yo te doy un alimento «basura» y un juguete para que en tu cerebro de niño todavía no desarrollado completamente establezcas relaciones positivas y vuelvas a repetir conductas). Pero, soy un defensor de las tasas a alimentos altamente procesados, refinados (incluyendo grasas refinadas) y azucarados.
Igual como nadie impide que las personas fumen, (se sabe que son actos negativos y perjudiciales para el individuo) sabemos que estos actos tienen un alto coste para el sistema público de salud, así que nadie se lleva las manos a la cabeza cuando la mayor parte del importe del paquete de tabaco son impuestos. De la misma manera debería pasar con los alimentos perjudiciales. Y a los niños hay que protegerlos. No nos valen los mensajes: hay que comer de todo. Cuando le das de «todo» a un niño, olvidate de que vuelva a comer verduras, frutas ni legumbres. Los alimentos industriales alteran el sentido del gusto, y eso usted lo debería saber. No podemos jugar con el futuro de los menores cargando pistolas. No es responsable, y menos de parte de un sanitario.
¿Cuál es el camino, pues? Hay un curso, en su día gratuito, de nutrición infantil y cocina de la universidad de Stanford. Me encantó, y creo que el que los niños nos vean cocinar en casa, el que estén rodeados de unos alimentos saludables, el que elijan lo que elijan, lo hagan entre una multitud de variantes positivas para su salud, es positivo. Cambiar el ambiente obesogénico de la sociedad que conduce a la enfermedad, ha de hacerse desde las base, y debemos cambiar el sistema en el que lo más fácil y lo más barato es elegir la opción más perjudicial. Pero parece que dentro del gremio, optamos por la libertad y cargamos en pro de la responsabilidad aún cuando nos referimos a niños. Mi pregunta final: Si estamos tropecientos años repitiendo el mismo mensaje, ¿repetiremos resultados?

Rubén Murcia

Hola Rubén, el tema de las tasas que comentas sí me parece más acertado y razonable y podría encontrarle justificación o quizás librar de impuestos a otro tipo de alimentos también, pero respecto a la prohibición comparto tu opinión y no estoy de acuerdo con prohibir nada. Gracias por escribir, un saludo. Sí, estoy familiarizado, actualmente estoy en el instituto de farmacia y alimentación.

Dr. Ramón de Cangas

Lo que estan prohibiendo el es «gancho». Sos libre de comprar por separado, un juguete y un chocolate. Pero la aberrante idea de mezclar ambas cosas, para vender es solo una estrategia comercial.
No confundas libertad, con engaño. La funcion del estado es protejer contra estas cosas

Solo se..que no cenaba

Lo se Larry, pro no estoy de acuerdo. Respeto tu opinión y la entiendo, pero fui niño y no tuve problema nutricional alguno con comerme ese producto de forma muy ocasional. Gracias por leerlo y escribir

Dr. Ramón de Cangas

Todo en exceso es malo, incluso el agua. El Kinder era el mejor premio para mis hijos. Tal vez, en su vida se han comido 12? Claro que también llevaban una vida saludable y una dieta variada y por supuesto mediterránea. Lo que necesitamos es educación, amplia y con datos científicos, en todos los aspectos de la vida. Hay demasiada desinformación y muchos intereses espúreos detrás de las prohibiciones. Los kinder no son malos y el gancho es creativo para los niños. Son los padres los que deben educar al niñopara que no pida uno al día.

Cinin rodríguez

Así es Cinin, estoy de acuerdo. Un saludo

Dr. Ramón de Cangas

totalmente de acuerdo contigo. Una buena formación en nutrición sería lo ideal. Y qué caray! porque un día se coma un huevo kinder no pasa nada.

Ángeles Lorenzo

gracias por leerlo Ángeles!

Dr. Ramón de Cangas

La clave de esto está, como decís, en la correcta educación nutricional diaria en casa. Con una buena dieta, sana y equilibrada, no deben aparecer problemas de salud ni nutricionales, y menos porque de manera ocasional se consuman este tipo de productos… ¡Saludos!

Efectivamente, lo fundamental es seguir una dieta sana y variada. Un saludo.

Dr. Ramón de Cangas

Así es, estoy totalmente de acuerdo. Gracias por escribir. Un saludo!

Dr. Ramón de Cangas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!