La restricción calórica (es decir, seguir una dieta baja en kilocalorías pero equilibrada y sin déficits nutricionales) puede ser interesante no sólo para controlar el peso. Los Radicales libres derivados (ROS) del oxígeno provocan daños celulares claros y son una de las causas del envejecimiento. En este sentido una dieta rica en antioxidantes pudiera ayudar a paliar parte de los daños. Sin embargo algunos estudios sugieren que los antioxidantes pueden alargar la longevidad media o expectativa de vida pero no la longevidad máxima (esto de todas formas es muy interesante porque pueden servir como prevención frente a ciertas patologías que causan un envejecimiento precoz).

radicales-libresSin embargo, la restricción calórica permite que se generen menos ROS y se ha demostrado que, en diferentes especies, permite incrementar la longevidad máxima (aparte de que disminuye el riesgo de padecer ciertas enfermedades). Se ha visto que las especies menos longevas (ratones, por ejemplo) tienen una tasa de producción de ROS bastante mayor frente a las más longevas (hombres, por ejemplo), y por ello cuentan con sistemas antioxidantes (como glutation peroxidasa) con una actividad bastante mayor (por ejemplo, en el hombre 10 veces menor que en el ratón). Sin embargo, esto no es suficiente para evitar los daños derivados de una mayor tasa de producción de ROS, y ese es uno de los motivos por los cuales son especies menos longevas (aunque no hay que olvidar que son especies “diseñadas” para esto y que por muy poco que coman y muy bien que se alimenten a base de antioxidantes nunca van a vivir tanto como especies más longevas). De hecho cuando se reduce la producción de ROS mediante dietas hipocalóricas se consigue aumentar la longevidad máxima entre un 20-50% en roedores pero también en otras especies (como gusanos, moscas…).

Reducir las kilocalorías puede ser muy interesante (y seguir una dieta rica en antioxidantes también) pero algunos estudios en animales sugieren que, aparte de la reducción de las kilocalorías (que es importante), también tiene relevancia la restricción de la ingesta de proteína hasta tal punto que se sugiere que un 50% de los efectos de la restricción calórica se pueden deber a la restricción proteica. Por tanto, otro motivo más para no seguir dietas milagro hiperproteicas.

okinawa_sentadaParece que la restricción calórica y proteica (y ciertas sustancias antioxidantes como el resveratrol) afectan a la expresión de ciertos genes que explicarían todos estos efectos beneficiosos. En animales hay bastantes estudios y, aunque en humanos estos estudios sobre longevidad máxima no se pueden realizar por razones obvias, sí se pueden aprovechar datos existentes en la propia naturaleza. Es conocido el caso de la población de Okinawael lugar del mundo donde existen más personas centenarias por cada 100.000 habitantes. Debido a la tradicional pobreza de este lugar se siguen dietas bajas en kilocalorías pero no deficitarias nutricionalmente hablando (puesto que se consume bastante fruta, hortaliza, algas, té, cereales, pescado, muy poca carne…) y ricas en antioxidantes. Además tienen una aceptable atención sanitaria, por lo que no se ven afectados por infecciones, etc. que sí están presentes en otros países con dietas hipocalóricas. Varios autores han citado este modelo como un ejemplo de las bondades de la restricción calórica.

Estudios en humanos donde se ha estudiado la restricción calórica durante periodos cortos (en comparación con la vida humana, claro) han permitido observar mejoras en la composición corporal (menos grasa corporal y menos grasa visceral), mejoras metabólicas (metabolismo de glucosa, por ejemplo), menos riesgo de cáncer, mejor función cardíaca, mejor función tiroidea… Sin embargo, algunos autores consideran que parte de estos beneficios pueden ser debidos a la pérdida de peso corporal y no a la restricción calórica en sí misma. Lo que sí es cierto es que la pérdida de peso se ha conseguido gracias a la restricción calórica.

alimentos-antioxidantesA falta de más estudios y conclusiones el consejo es seguir una dieta relativamente baja en kilocalorías, cumpliendo el 100% de las recomendaciones de ingesta de nutrientes. Esto no quiere decir pasar hambre, ya que enriqueciendo los platos con verduras, hortalizas, algas, frutas… conseguimos un volumen de platos elevado pero con pocas Kilocalorías. Además es conveniente no abusar de las proteínas. Debemos consumir las cantidades recomendadas, pero huir a toda costa de las dietas hiperproteicas. También debemos tratar de luchar contra el estrés (dormir de forma adecuada, etc…) y seguir una dieta rica en antioxidantes (frutos rojos, frutos del bosque, cítricos, pimientos, cebolla, tomate, crucíferas, frutas y verduras en general, etc.).

Posts relacionados


batidos

Respuestas sobre antioxidantes: suplementos y en forma de alimentos.

Esta son mis respuestas a unas preguntas ( he respondido como miembro del Comité Asesor del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España) sobre antioxidantes para la revista Salud y Corazón, de la Fundación Española del Corazón. – ¿Qué son los antioxidantes y qué beneficios demostrados tiene su consumo para nuestro organismo? La oxidación no es […]

28.08.2016

Interesante estudio en arándanos

Los arándanos y extractos de arándanos se han propuesto en muchas ocasiones como fuente de sustancias con beneficios fisiológicos para nuestro organismo. Algunos estudios recientes han sugerido que pueden tener un cierto efecto positivo frente a la oxidación y el envejecimiento. En un interesante artículo científico  publicado en 2012 (*) se presentaron los resultados de […]

10.01.2016

Leche y deporte

Durante los últimos tiempos muchas personas, influenciadas por los medios de comunicación o las modas alimentarias, me preguntan en consultas o charlas si realmente el consumo de leche es perjudicial para la salud. Pues bien: salvo que se sea intolerante a la lactosa o alérgico a las proteínas de los lácteos no existe un solo […]

01.09.2014

Comentarios


gracias

Dr. Ramón de Cangas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lunes a Viernes
Mañanas de 10:00h. a 13:30h.
tarde de 16:30h. a 20:00h.
C/ Uría 38, 4ºA, Oviedo
C/ González Abarca 6, 2ºB, Avilés
C/ Saavedra 4, Oficina 26, Gijón
Principado de Asturias
985 223 484

¡Sígueme en las redes sociales!