Tel.: 985 223 484 | Email: info@nutricionsalud.net
Blog
Ene 23
refresco

Un día es un día, no exageremos

Hoy una persona me ha dicho que va a dejar de tomar Bitter Kas puesto que leyó en una campaña cuyo objetivo es minimizar el consumo de azúcar ( algo con lo que estoy totalmente de acuerdo) que contenía el equivalente a unos cuantos terrones. Le pregunté ( ya que Bitter Kas es la típica bebida que te bebes muy ocasionalmente): » ¿ Cuantas veces lo bebe usted?». Su respuesta fue: » no se… quizás un domingo cada dos o tres meses».

Mi consejo fue claro: » si se lo toma con esa frecuencia no se preocupe por el azúcar que lleva, siga tomándolo y además si quiere ese día permitase acompañarlo de un caprichito sólido para disfrutarlo más».

Efectivamente hay mucha azúcar oculta, mis aplausos para la forma tan didáctica en la que se le está haciendo ver a la gente esa realidad. Pero yo mismo me tomo ocasionalmente un capricho con azúcar ( aunque en casa no los tengo y ni recuerdo cuando fue la última vez que tuve un paquete de azúcar en mis manos). La vida también es para disfrutar y si ocasionalmente disfruto de un capricho así debo saber que no incrementa el riesgo cardiovascular, metabolico o de sobrepeso y obesidad y que cuando tenga 80 años nadie me va a dar una medalla por no haber tomado un solo Bitter Kas en toda mi vida a pesar de que me hubiera tomado ( de haber podido) uno cada 3 meses. Por favor, no seamos exagerados. El Azúcar a diario debe ser minimizado y reducido al mínimo pero un pastel el día de mi cumple o en nochebuena no hace daño a nadie.

About The Author

2 Comments

  1. Pedro
    28 de junio de 2018 at 22:34 · Responder

    No podría estar más de acuerdo contigo, aunque actualmente con las tasas tan altas de sobrepeso en niños, está claro que algo se está haciendo mal. No cabe duda, que cambiando poco a poco los malos hábitos, se puede llegar a comer saludable, y cómo no, poder disfrutar y dejar esos alimentos ocasionales para días especiales. Particularmente comencé a tomar el café con la mitad del azucarillo, y actualmente no lo echo en falta para nada, y ya me pasa como a ti, no recuerdo la última vez que compré un kilo de azúcar; así es que he ido cambiando otros hábitos. Progresión, no perfección. Un saludo, y gracias por los buenos consejos que nos das.

    • Dr. Ramón de Cangas
      2 de julio de 2018 at 18:22 · Responder

      gracias por leerlo!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.