Tel.: 985 223 484 | Email: info@nutricionsalud.net
Blog
Jun 13
Javier Cárdenas y Mercedes Milá

Javier Cárdenas y Mercedes Milá: ¿»síndrome del emperador romano»?

Javier Cárdenas y Mercedes Milá…sois periodistas, limitaros a actuar como tales. Hay que ser humilde, decir barbaridades sobre lácteos etc (Mercedes Milá) y decir barbaridades sobre las vacunas (Javier Cárdenas) y no retractarse, sino exactamente lo contrario (atacando a cualquier experto que protesta por sus mensajes falsos) demuestra vuestra gran soberbia, demuestra que estamos en un país donde la pandereta, la farándula, los cuentos y chismes importan mucho más (y a veces calan más y tienen más credibilidad ) que la propia ciencia.

Pues no, MERCEDES, no JAVIER, no sois científicos, no sois académicos, no sois profesionales sanitarios, no sois doctores en ciencia y si queréis serlo y opinar del tema estudiad y formaros como hicieron los demás y no lancéis mensajes falsos y sensacionalistas que pueden poner en juego la salud de la población.

[ctt template=»5″ link=»h3cr8″ via=»yes» ]Mercedes Milá y Javier Cárdenas si queréis ser científicos y opinar del tema estudiad y formaros como hicieron los demás[/ctt]

Y sí, quizás estáis tan acostumbrados a ser tan adulados que tenéis el «síndrome del emperador romano» (rodeados de palmeros y aduladores habéis perdido el norte y la objetividad) y alguien os debe decir que pecáis de tremenda soberbia y que fuera de vuestro campo (y en este caso en ciencia sanitaria) sois unos auténticos ignorantes y fanfarrones atrevidos.

LOS PELIGROS DE HABLAR SIN CONOCER

Las vacunas salvan vidas y poner en duda la utilidad de las vacunas es peligroso ya que con que sólo un niño deje de ser vacunado por dichas falsas creencias, se está poniendo en juego su propia vida. Así mismo, denostar grupos de alimentos concretos sin patología alguna diagnosticada y sin justificación alguna (más allá de modas o de libros sensacionalistas al margen de las modas) es un error que puede conducirnos a una dieta deficitaria en micronutrientes, a prescindir de alimentos que nos hacen disfrutar e incluso a llevar una dieta monótona y en ocasiones desequilibrada.

¡No te dejes seducir por mitos y leyendas alimentarias que no tienen razón alguna de ser!

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.