Tel.: 985 223 484 | Email: info@nutricionsalud.net
Blog
Mar 03
pérdida de peso

Refrescos dietéticos versus agua en la pérdida de peso

Está claro que el agua debe ser la bebida de elección y está muy claro que las bebidas azucaradas consumidas habitualmente pueden incrementar el riesgo de sobrepeso, obesidad, el riesgo cardiovascular y metabólico. Pero, y si hablamos de bebidas dietéticas, ¿hacen el mismo efecto que el agua en la pérdida de peso?

Como alternativa a las bebidas azucaradas tenemos las bebidas dietéticas libres de azúcar, es decir, los refrescos con edulcorantes acalóricos que aportan prácticamente cero kilocalorías. Eso nos puede llevar a pensar que desde el punto de vista de control de peso (no obviamente desde la salud) pueden ser equivalentes al agua.

UN ESTUDIO COMPARA EL EFECTO DE LAS BEBIDAS DIETÉTICAS CON EL AGUA EN LA PÉRDIDA DE PESO

Pues bien se acaba de publicar un estudio (*) en el que se compara el efecto de reemplazar las bebidas dietéticas por agua o de continuar bebiendo bebidas dietéticas en pacientes con diabetes tipo 2 durante un programa de 24 semanas de pérdida de peso.  

La muestra constaba de un total de 81 mujeres con sobrepeso y obesas con diabetes tipo 2 y que usualmente consumían bebidas dietéticas en su dieta. Se les pidió que tomaran agua en vez de refresco dietético o que continuaran bebiendo refresco dietético cinco veces por semana después del almuerzo durante 24 semanas durante un programa de pérdida de peso.

Al analizar los resultados se pudo comprobar como comparado con el grupo que bebía refrescos dietéticos, el que bebía agua perdía más peso, índice de masa corporal, insulina en ayunas, glucosa postpandrial…

Por lo tanto podemos concluir que el reemplazo de refrescos azucarados por agua después de la comida principal en mujeres obesas adultas con diabetes tipo 2 puede conducir a una mayor reducción de peso durante un programa de pérdida de peso.

Si tratáramos de encontrar una explicación quizás se deba a variaciones en los niveles de insulina que provocan las bebidas (entre otros motivos).

Sea como fuere la primera opción debe ser el agua, los refrescos pueden ser tomados de vez en cuando para disfrutar.

 

(*) Madjd A, Taylor MA, Delavari A, Malekzadeh R, Macdonald IA, Farshchi HR. Beneficial effects of replacing diet beverages with water on type 2 diabetic obese women following a hypo-energetic diet: A randomized, 24-week clinical trial. Diabetes Obes Metab. 2017 Jan;19(1):125-132.

About The Author

2 Comments

  1. Luis Garrote.
    26 de mayo de 2017 at 08:59 · Responder

    Buen estudio para desmontar falacias que pueden, a veces, ser perjudiciales para la salud y ademas no aportan nada para la perdida de peso. un problema más de la sociedad de consumo.

    • Dr. Ramón de Cangas
      31 de mayo de 2017 at 07:09 · Responder

      Saludos Luis, gracias por leerlo

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.